Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El diputado de Ciudadanos Matías Alonso durante su expulsión por parte de Laura Borràs del Parlament / DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS

Borràs expulsa a Matías Alonso del Parlament

La presidenta de la Cámara llama al orden al diputado de Ciudadanos tras sus protestas por la lectura de la declaración de la junta de portavoces sobre el ‘caso Pegasus’

3 min

La presidenta del Parlament de Cataluña, Laura Borràs, ha expulsado este miércoles de la Cámara al diputado de Ciudadanos (Cs) Matías Alonso. Esto se ha producido después de diferentes protestas del miembro de la formación naranja contra la declaración de la junta de portavoces sobre el caso Pegasus.

El presunto espionaje masivo es uno de los puntos principales del día en el hemiciclo. Por ello, Borràs (JxCat) ha leído dicha declaración institucional en la que se llama a denunciar ante la justicia las escuchas.

Borràs llama al orden a Alonso

El encontronazo ha comenzado cuando el también diputado naranja Nacho Martín Blanco le ha reprochado a Borràs la lectura de la declaración sobre “espionaje político”. Una vez la presidenta ha asegurado que “pueden ser leídas por la presidenta las declaraciones de la junta de portavoces antes de que comience el pleno”, Alonso ha comenzado a protestar sin micro y desde su asiento.

La presidenta de la Cámara catalana ha llamado al orden a Alonso hasta tres veces. Los tres avisos han sido rápidos y ha pedido al diputado que abandonara su escaño, quien ha salido del hemiciclo y Borràs ha pasado automáticamente al siguiente punto.

Ya echó a Martín Blanco

No es la primera ocasión en la que Borràs expulsa del Parlament a un diputado de Cs. De hecho, el pasado diciembre, la presidenta echó a Martín Blanco por sus protestas ante el partidismo y la falta de imparcialidad de la máxima responsable de la Cámara.

Fue con motivo de la crítica de Borràs a la condena de inhabilitación por desobediencia al diputado de la CUP Pau Juvillà por haber mantenido propaganda secesionista en el Ayuntamiento de Lleida en plena campaña electoral en 2019. Este apoyo motivó las protestas de Blanco, que terminó fuera de la sala.