Menú Buscar
El socialista José Bono, expresidente del Congreso de los Diputados, en una imagen de archivo / EFE

Bono se revuelve contra el PP y defiende el pacto de Sánchez con Iglesias

El exministro de Defensa el gobierno de Rodríguez Zapatero pide al partido de Casado “un poco de humildad” y apoya las decisiones de Sánchez

4 min

Los exbarones socialistas no mantienen una misma línea en relación al acuerdo entre el PSOE y Podemos. Si Rodríguez Ibarra, expresidente del gobierno de Extremadura, ha anunciado que dejará el PSOE, si ese acuerdo fructifica, junto con ERC, el expresidente de Castilla-La Mancha y exministro de Defensa, José Bono, ha defendido el acuerdo y se ha revuelto contra el PP, al considerar que debería tener “un poco de humildad”.

Bono, que junto a Rodríguez Ibarra y Manuel Chaves formaba parte de lo que se llamó como “los tres tenores”, los barones socialistas siempre pendientes de las esencias del PSOE, justifica el acuerdo entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, y se muestra seguro de que el PSOE sabrá defender sus intereses y los del conjunto de España si llega a un acuerdo con Esquerra Republicana. “Hay que formar un Gobierno y cuanto antes, y no se me antoja otro Gobierno posible más que el que ha propuesto Pedro Sánchez con Podemos”, en un claro apoyo a las decisiones tomadas por Pedro Sánchez.

El PP y la "reina de los mares"

El expresidente autonómico no ha ahorrado severas críticas al PP, al entender que no puede pretender ser “la reina de los mares”. Bono lo ha detallado en una entrevista en Onda Cero: “Les pediría (al PP) un poco de humildad. Vais con la historia de corrupción, de la mano de Vox, no sois un bizcochito de canela. Dais un poquito de asquito cuando os ponéis importantes”, ha remachado.

Ahora bien, Bono reclama a todos los partidos que asuman la realidad, y a Podemos les sugiere que dejen atrás viejas críticas. En alusión a Pablo iglesias, Bono ha señalado que “tiene que saber que desde el Gobierno no caben esas llamadas al odio social cuando ponen verde a Florentino Pérez o Amancio Ortega. El oído estalinista se lo guardan en sus casas”.

Las líneas rojas del PSOE

Sin embargo, existe otro problema que Bono no oculta, y que es el que explota el PP, con el expresidente José María Aznar a la cabeza: la relación con los independentistas. Según Bono, Sánchez debe establecer “las líneas rojas, tanto con ERC como con Podemos, que deben ser muy claras”. Bono, pese a todo, ha contestado en nombre del propio PSOE: “Pueden estar tranquilos, que el PSOE desde el Gobierno no va a traicionar a su historia. No vamos a permitir el odio social, no vamos a permitir que el nacionalismo se imponga sobre la igualdad”, ha sentenciado.

El debate existe en el seno del PSOE, pero se ha producido un cierto consenso sobre la única posibilidad de formar gobierno, por ahora. A la línea de Rodríguez Ibarra se unió Felipe González, que recela de ese acuerdo, por la forma de establecer las relaciones entre el PSOE y Podemos, con un reparto, a su juicio, de las parcelas de poder.