Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La 'consellera' de Presidència, Laura Vilagrà, y el ministro de Presidencia, Félix Bolaños

Bolaños recibe a Vilagrà para reanudar el diálogo entre Gobierno y Generalitat

El ministro de Presidencia y la consejera de Presidència se reúnen en Madrid con el fin de cerrar un encuentro entre Sánchez y Aragonès antes de las vacaciones

5 min

El ministro de Presidencia del Gobierno de España, Félix Bolaños, y la consellera de Presidència de la Generalitat, Laura Vilagrà, se reunirán este miércoles en Madrid con la intención de reanudar el diálogo entre las dos partes antes de las vacaciones. Tienen el encargo de cerrar una reunión formal entre el presidente del Ejecutivo nacional, Pedro Sánchez, y el president del Govern, Pere Aragonès, en las próximas semanas para reconducir las relaciones, debilitadas tras el caso Pegasus.

La portavoz del Govern, Patrícia Plaja, ha confirmado en rueda de prensa que la reunión será a las cuatro de la tarde, en Madrid, y en ella se abordará el “bloqueo” entre los dos gobiernos a raíz de Pegasus y de otros “hechos y deslealtades en contra de los catalanes” que han dañado las relaciones. “Esta reunión no es un regreso a la normalidad. Las relaciones, por decisión del Govern, están congeladas, pero el inmovilismo no es una opción”, ha añadido.

Diálogo

Precisamente, Vilagrà recibió a Bolaños el pasado 24 de abril para tratar el caso de supuesto espionaje sufrido por decenas de independentistas y sus entornos por medio del software israelí con nombre de caballo mitológico. De aquella reunión salió el ministro con cierto optimismo y con promesas como un mayor control interno del CNI, mientras la consellera compareció con otras sensaciones y dijo, con la boca pequeña, que “la legislatura está difícil” y que las medidas propuestas por su interlocutor eran “insuficientes” para mitigar la crisis.

Sin embargo, el jefe del Govern, más pragmático que sus antecesores y que sus socios de gobierno, nunca se ha levantado de la llamada mesa de diálogo –o de “negociación”, según el nacionalismo—, convencido de que la única manera de reconducir las relaciones es hablando. De hecho, unos días después de la reunión de Vilagrà y Bolaños, Sánchez y Aragonès coincidieron en las jornadas del Círculo de Economía, donde se emplazaron a reconducir la crisis de Pegasus en una breve conversación. Pero sin fijar fecha. Ahora, pasadas las elecciones andaluzas, el presidente recupera la iniciativa en Cataluña. Se da la circunstancia que se cumple ahora un año de los indultos del procés, su gran apuesta para recuperar la normalidad en la autonomía.

Espionaje, inversiones y Juegos Olímpicos

El caso Pegasus solo fue el inicio de una nueva retahíla de reproches del Govern al Gobierno, dado que después llegó la polémica por la ejecución presupuestaria –que el independentismo considera muy inferior en Cataluña que en Madrid, aunque los datos desgranados por Crónica Global desmontan esa versión—, las retenciones en la AP-7 y, por último, la fallida candidatura de los Juegos Olímpicos de invierno del 2030, de la que también se responsabiliza, en parte, a la Moncloa. En paralelo, ERC se ha desmarcado de algunas iniciativas parlamentarias, y el diálogo tampoco ha avanzado en ninguna dirección. Así, tras los malos resultados del PSOE en Andalucía, Sánchez quiere limar asperezas en Cataluña.

En este escenario, Bolaños y Vilagrà deben pactar hablar este miércoles de diversos asuntos y cerrar el encuentro entre el presidente y el president, previsiblemente para antes de las vacaciones de verano. Cabe recordar que está previsto que ambos mandatarios coincidan el próximo lunes, 27 de junio, en la ceremonia de entrega de los Premios Pymes, organizada por Pimec.