Menú Buscar
Una de las cuatro terminales de cruceros que posee el Puerto de Barcelona / CG

Boicot vecinal a la nueva terminal de cruceros del Puerto de Barcelona

Las organizaciones que combaten el turismo masivo difunden una campaña para "reducir la contaminación" que emiten los buques

23.10.2017 00:00 h.
3 min

Ni la inestabilidad que siembra el procés frena la lucha contra el turismo masivo en Barcelona. Tras un intenso verano, las entidades vecinales que combaten el fenómeno han vuelto a la carga. Pretenden boicotear la construccion de la nueva terminal para cruceros de MSC en el Puerto de Barcelona.

La campaña

La iniciativa, bajo el lema #NovaterminalNO, a la que también apoya la Federación de Asoaciaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB), se ha viralizado en las redes sociales. Su precursora, la Assemblea de Barris per un Turisme Sostenible (ABTS) ha recibido el apoyo de los residentes, sobre todo de los que viven cerca del complejo portuario.

"No queremos ser la nueva Venecia. Como barceloneses queremos disfrutar de nuestra ciudad", argumentan los pioneros de la iniciativa. Consideran que "estamos jugando con la calidad del aire y con nuestra salud". "Nos oponemos totalemente a la nueva terminal por la masificación que supone", argumentan desde la ABTS.

Manifiesto con el que las organizaciones vecinales manifiestan su rechazo a la nueva terminal de cruceros / CG

Enfado con Interior

La ira de los residentes ha ido a más en las últimas semanas. Han dicho "basta" porque "suponen muchas molestias y no gastan en la ciudad". El Puerto de Barcelona registró 18 operaciones y la llegada de 15.783 pasajeros durante el  pasado fin de semana, uno de los de mayor actividad del año.

A este colapso se le une la presencia de los ferrys fletados por el Ministerio de Interior para alojar a agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional. Según los datos de la ABTS, las emisiones del Rhapsody y del Moby Dada suponen 50.000 kilogramos de partículas de óxido de nitrógeno, lo que equivale a "la circulación de dos millones de coches" durante los 27 días que llevan atracados hasta el cierre de esta edición.

Frenazo de Colau

El Ayuntamiento de Barcelona también intenta frenar esta nueva inversión turística en la ciudad. La naviera italiana prevé invertir 9.000 millones de euros para consolidar la Ciudad Condal como su puerto base.

La construcción de esta nueva terminal supondría también la ampliación del muelle adosado, a lo que también se opone el consistorio que lidera Ada Colau. Tras aplazar el debate en el pleno del pasado 9 de octubre, la reconstrucción del Puerto volverá a ser uno de los temas que estén sobre la mesa en la sesión plenaria del próximo miércoles 25 de octubre.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información