Menú Buscar
El 'presidente en el exilio' de Tabarnia, Albert Boadella, en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid / CG

Boadella: "El 155 ha sido la puntita y nada más"

El movimiento Tabarnia se presenta en Madrid y hacen un llamamiento a asistir a la manifestación a favor de Tabarnia el próximo 25 de febrero en Barcelona

6 min

“Si desaparecemos querrá decir que Cataluña ha vuelto a la normalidad”. Con esta mezcla de esperanza y de declaración de intenciones se ha presentado Tabarnia en Madrid, la región fictícia catalana que confronta al secesionismo en Cataluña.

Los promotores de este movimiento creado de forma espontánea han presumido del éxito logrado en su breve recorrido y sin “las subvenciones ni cantidad de dinero” que tiene el nacionalismo catalán. Prueba de la notoriedad que Tabarnia ha alcanzado se ha visto en la sede de la Asociación de Prensa de Madrid, donde no cabía ni un alfiler y la expectación para ver el presidente tabarnés en el exilio, Albert Boadella, era máxima. 

155: “Han puesto la puntita nada más”

El humor mordaz que les caracteriza ha estado presente desde el primer minuto de la presentación con su puesta en escena. Un patinete presidía la mesa, en referencia a las declaraciones del portavoz de Carles Puigdemont, Eduard Pujol, de que le preseguía “un hombre en patinete”. Asimismo, las banderas de Tabarnia, España y la Unión Europea engalanaban la sala.

Los discursos posteriores han mantenido el mismo grado de sarcasmo. Su presidente Boadella ha advertido de que “esto” --en referencia al proceso independentista-- “va a durar mucho tiempo”. Y ha tildado de “0,155” la intervención de la autonomía catalana por parte del Gobierno al hacer un juego de palabras con el artículo 155 de la Constitución. Según su valoración, la aplicación ha sido muy leve: “Han puesto la puntita nada más. No han hecho nada”. 

“Nosotros no apretamos el culo cuando reímos”

Boadella también ha rechazado tener “rasgos diferenciales”, pero ha matizado que si algo les diferencia del nacionalismo catalán “es que no tenemos la sonrisita diferencial: la sonrisa de Pujol y de Mas, apretando el culo” cuando ríen. “Nosotros no apretamos el culo cuando reímos. No tenemos nada que apretar”, ha remachado mientras el público se reía. 

Tabarnia

Los promotores de Tabarnia presentan el movimiento en Madrid / CG

El cómico catalán no ha dejado títere con cabeza. Ha criticado la falta de un contrarrelato de Televisión Española a “la perversidad de TV3” y la connivencia de los sucesivos Gobiernos con el nacionalismo catalán. Su movimiento a base de humor, ha sostenido, es lo que más ha contribuido como "anticuerpo" a desacreditar el nacionalismo.

Manifestación el 25 de febrero

El portavoz de Tabarnia, Jaume Vives, también ha hecho mención a este reconocimiento general que ha conquistado Tabarnia: “Agradecer a Gerard P. Bernabéu que nos haya reconocido”, ha dicho en referencia al futbolista del Barcelona, Gerard Piqué

Vives se ha dirigido al público madrileño para pedirles que “no se dejen engañar por los nacionalistas”. “La mayoría de catalanes quiere más puentes aéreos, más trenes. No podemos pagar todos por el delirio de unos pocos”, ha añadido. 

El periodista también ha informado de la manfiestación que tendrá lugar en Barcelona el próximo 25 de febrero en Barcelona, a la Plaza Sant Jaume y la ofenda floral al monumento del último conseller en cap de la Generalitat, Rafael Casanova.

Ataque a ‘Crónica Global’

Boadella ha dicho que el ataque en la sede de Crónica Global se había visto previamente con “Charlie Hebdo”, la revista francesa víctima del yihadismo. “El sentido del humor funciona siempre. Cuando yo era monaguillo sonreía a los entierros”, ha dicho para explicar el sentido “catártico” del humor para hacer frente, incluso, a las situaciones más graves en la vida, como un entierro. 

El artista y presidente en el exilio de Tabarnia ha explicado sus experiencias con la violencia, cuando un grupo de independentistas le cortaron los cipreses. “He sufrido violencia ecológica”, ha dicho. Pese a estos episodios, se han despedido remarcando el carácter humorístico que tiene su movimiento. Y que solo los nacionalistas se han tomado muy en serio, al ver reflejadas sus "vergüenzas".