Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Grupos de personas festejan y hacen botellón en Cataluña / Lorena Sopêna (EP)

Boadas (Fecasarm) acusa a la Generalitat de "fomentar los botellones"

Denuncia que el cierre de los locales de ocio nocturno ha convertido la situación en "incontrolable e irreconducible" y reclama la reapertura

6 min

El secretario general de la Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales (Fecasarm), Joaquim Boadas, ha afirmado este domingo que la Generalitat, con sus decisiones de los últimos meses, "sabe que ha fomentado los botellones".

En declaraciones a Efe, tras conocer que el conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, ha afirmado hoy que la reapertura de los locales de ocio nocturno ayudará a gestionar desde su departamento el desarrollo de los botellones, Boadas ha lamentado que la Generalitat "haya jugado siempre" a sus espaldas, "lo que ha comportado tener el escenario que tenemos por su culpa".

Acontecimientos "superdiseminadores"

A su juicio, el hecho de haber levantado la limitación de diez personas al derecho de reunión "en la práctica fomenta los botellones y las fiestas privadas", que la propia Generalitat, a través de la Agencia de Salud Pública, "califica de acontecimientos superdiseminadores del virus".

"Aunque digan que no querían fomentar los botellones, cuando levantaron esta prohibición --ha proseguido-- ya sabían que los fomentaban, igual que las fiestas privadas, llegando a un momento que es mucho más que grave".

"Situación incontrolable"

Boadas rememora que hace meses que iban advirtiendo que los botellones irían cogiendo territorio y aumentando, "llegando hoy a una situación incontrolable e irreconducible".

Partidario de que los locales de ocio nocturno puedan abrir ya sus espacios exteriores, ha sostenido que Cataluña "no está preparada aún para reabrir los locales interiores porque no se ha modificado el plan sectorial", como viene reclamando el sector desde hace tiempo.

"Ya se han acostumbrado"

Boadas ha insistido en que la solución pasa por que los que acudan a estos locales, cuando puedan volver a abrir, lo hagan con un test previo negativo, "pero que se haga no en el acceso de los locales, por los problemas que ello supone, sino en alguna de las 3.300 farmacias que lo podrían hacer, con una antelación máxima de 72 horas".

Joaquim Boadas tiene claro, asimismo, que "muchos jóvenes ya se han acostumbrado a los botellones, algunos de ellos ni tan solo han vivido el sector legal, porque han llegado a la mayoría de edad durante la pandemia, sin los locales de ocio abiertos, con lo que tenemos una situación totalmente descontrolada".

No niega que botellones los ha habido siempre, "pero los porcentajes se situaban en torno al 15% y el 20%, pero ahora estamos al 90%, y si no se actúa será muy difícil reconducir la situación y que los más jóvenes retornen a los locales".

Fecalon también pide abrir

El secretario general de la Federación Catalana de Locales de Ocio Nocturno (Fecalon), Fernando Martínez, también ha lamentado a Efe los últimos sucesos relacionados con los botellones en Cataluña y ha coincidido con Boadas en que ya avisaron hace tiempo de que el botellón "era un fenómeno que ha llegado para quedarse".

En su opinión, "la única manera de solucionar la actual situación es que haya una apertura progresiva del ocio nocturno, porque toda la política llevada a cabo durante años encarada a un consumo responsable se está tirando por la borda".

Más transparencia

Para Martínez, "el botellón no deja de ser un fenómeno de concentración ilegal sin control del consumo, con menores de edad en muchos casos, con un tiempo en que hubo reflexiones políticas desafortunadas, que se han corregido, de que era algo inocuo o un espacio de socialización".

En tiempo de pandemia, además, "tienen una incidencia sanitaria porque los asistentes van sin mascarilla y sin tener en cuenta la distancia de seguridad. Las administraciones deberían hacer un ejercicio de transparencia y decirnos su incidencia sanitaria".

"Impacto brutal"

A la vez, Martínez ha subrayado que suponen un "coste y un impacto económico brutal para la ciudadanía en tiempo de crisis, puesto que comportan dispositivos policiales y de brigadas de limpieza".

Entiende que el conseller Joan Ignasi Elena hoy "viene a lo que el sector ha ido diciendo desde hace meses", y ha remarcado que en la reunión que mantendrán el jueves con la Generalitat volverán a pedir que los locales de ocio nocturno puedan abrir "de forma inmediata".