Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El president del Parlament de Catalunya, Roger Torrent, y el conseller de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia, Bernat Solé durante una reunión de la Mesa de partidos sobre organización de las elecciones / EP

Solé justifica suspender el 14F porque los partidos no pueden hacer campaña

El responsable de organizar los comicios alude también a una baja participación y advierte al TSJC de que decide sobre unas elecciones en una “situación epidemiológica de gran riesgo”

6 min

El consejero de Acción Exterior, Bernat Solé (ERC), ha avanzado este miércoles dos argumentos que serían básicos para el Gobierno catalán para suspender las elecciones convocadas el 14F. La Generalitat argumenta la presunta “falta de legitimidad” de los comicios porque la previsión de que el pico de la pandemia llegue “en medio de la campaña limita mucho a que las candidaturas expliquen sus proyectos políticos”, ha asegurado en una entrevista en El Matí de Catalunya Ràdio. Es decir, que los partidos no puedan hacer campaña.

El segundo es que la “percepción de seguridad puede llevar a una baja participación”. Con todo, el político republicano ha evitado fijar una cifra concreta sobre qué porcentaje de voto llevaría a que el gobierno catalán que salga de las urnas sea “legítimo”. “No nos ponemos ningún indicador ni ningún índice”, ha manifestado. Solé se escuda en “los organismos internacionales” como la Comisión de Venecia que indican que “la participación debe ser asimilable a anteriores”. En el caso catalán, oscila entre el 79,09% que se registró en 2017, el porcentaje récord de toda la serie histórica, y el 56,04% de 2006, según datos de Idescat.

Motivos políticos

Solé, que ha repetido el mantra que se lanza desde el Govern de que son los jueces los que de nuevo decidirán sobre las elecciones catalanas, se ha escudado en conceptos de nuevo políticos para argumentar la necesidad de posponer las autonómicas hasta mayo. Juristas y politólogos de todo tipo de sensibilidades catalanes ya han advertido que estos motivos no son válidos cuando se discute sobre las limitaciones de un derecho tan fundamental como el de voto, por lo que reclaman justificaciones epidemiológicas que sustenten la opción que defiende la Generalitat.

En esto sentido, el consejero ha señalado que en Cataluña existe una “intereacción social restringida” y que las alegaciones que presentarán ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) se basarán en los “informes del departamento de Salut” y de la “comisión jurídica asesora”, que ya trabaja en ellos. Asimismo, ha defendido que el decreto de suspensión del 14F firmado por el vicepresidente en funciones de presidente, Pere Aragonès, es “robusto”. “La Generalitat siempre toma decisiones en base del rigor de la comisión jurídica asesora y de los organismos”, ha sentenciado.

Advertencia a los magistrados del TSJC

También ha mandado un aviso a navegantes a los magistrados del TSJC que analizan el fondo del caso. Solé les advierte de que llevarían a la ciudadanía a votar “en una situación epidemiológica de gran riesgo”.

Con todo, ha admitido que su departamento ya tiene “todo preparado” para que se celebren los comicios en febrero y ha asegurado que se podrán celebrar de forma segura. Ha recomendado de nuevo el voto por correo y que se han establecido tres franjas horarias para que puedan asistir de forma presencial a los colegios electorales incluso las personas positivas o que han estado en contacto con un infectado. “Hasta las 12 podrán votar las personas vulnerables; de 12 a 18 la población en general; y de 18 a 20 las positivas o con contactos directos”, ha señalado el consejero.

Preparación electoral

Recuerda que el voto por correo se puede solicitar “por primera vez de forma telemática con un certificado digital” y que se puede emitir “desde casa librando el voto a un funcionario” que se desplazará hasta el domicilio. Lamenta que no se pueda implementar el voto electrónico, ya que no lo contempla la LOREG “y no es posible la modificación en el Congreso de los Diputados”. Ha eludido indicar que Cataluña es la única autonomía que no cuenta con una ley electoral propia por una carencia histórica de los acuerdos necesarios para que prospere.

El republicano ha lamentado que ya se va tarde para el voto desde el extranjero, un sistema “anómalo” según su punto de vista. Asimismo, se ha comprometido a convocar de nuevo la mesa de los partidos cuando el TSJC emita su decisión final sobre la suspensión de las elecciones catalanas. Lo hace tras un discurso cuyos argumentos añaden más incertidumbre a la situación.

Destacadas en Política