Menú Buscar
Portada del libro 'L'ombra del poder'. Editorial Planeta.

Un ‘malvado gótico’ que vale más por lo que calla

Lluís Prenafeta, del Dallas de los Ewing al ‘Freedom for Catalonia’

05.12.2015 00:00 h.
4 min

Tras el travestismo político de Convergència Democràtica en Democràcia i Llibertat está el aluvión de casos de presunta corrupción en la formación que fue el ‘pal de paller’ de la política autonómica mientras Jordi Pujol señoreaba por los antaño condados catalanes y hoy en día futura república del 3 % (con el permiso de los ‘coherentes’ de la CUP, sector David Fernández, alias ‘dos diputados para un sueño’).

Uno de los presuntos protagonistas de la presunta trama económico-festiva de la presunta ex Convergència es Lluís Prenafeta. El otrora todopoderoso presunto secretario general de la presunta Presidencia de la Generalitat decidió que tenía muchas cosas que decir y en 1999, nueve años después de dejar su presunto cargo tras una década de mano a mano con el presunto ex Honorable de la presunta familia presuntamente expoliadora escribió un presunto libro para decir sus presuntas verdades (‘L’ombra del poder’. Editorial Planeta).

Un malvado “gótico”

Como eso de escribir resulta cansado, se buscó dos colaboradores. Un firmante de prestigio, Vicent Sanchis, y otro en la trastienda, Enric Vila. El ex director del Avui en la etapa en que Salvador Sostres decía en sus columnas que “hablar español es de pobres” define a Lluís Prenafeta como “el malvado gótico más importante en la Transición en este país”.

Las hijas de José Luis Rodríguez Zapatero nunca estuvieron solas en su reivindicación de lo gótico-político, contaron con un predecesor, el auténtico creador de la campaña “Freedom for Catalonia”, iniciativa que asegura que fue suya. Y no solo eso, gracias al libro los lectores descubren que si TV3 apostó en sus inicios por la serie ‘Dallas’ fue gracias a su voluntad. Él y solo él permitió que todos los catalanes disfrutaran de J.R Ewing hablando en catalán. Ya tarda en recibir la Creu de Sant Jordi.

Un síndic ‘carnicero’

He aquí a un hombre que vale más por lo que calla, que por lo que habla. Sobre la financiación de la campaña electoral de las autonómicas de 1980 decía que “no sabía, por ejemplo, de donde conseguíamos el dinero. Pensaba que Jordi Pujol – uno de los pesos pesados de Banca Catalana – tenía mucho. Y creía también que éramos muchos, como yo, los que dábamos también unos cuantos”.

A Prenafeta le impresionó la corrupción en la antigua URSS, que la definía como “absoluta” ya que aseguraba que “para poder mover un dedo, un policía te preguntaba cuánto le podías dar. Fue una buena entrada de educación política”. Interesante. En 1999 le recomendaba a Jordi Pujol que tuviera una “retirada digna” y auguraba que “la historia le dejará bien, pero ha de salir en condiciones”. Más interesante todavía visto lo visto.

Carnicería Ribó

Uno de los momentos más gozosos del libro es cuando define al Defensor del Pueblo catalán actual y entonces líder de Iniciativa, Rafael Ribó, con unas palabras que son puro amor: “A veces, confunde la política con una carnicería. Cree que vale todo. Es uno de esos personajes de los que se puede decir que de derrota en derrota camina hacia la debacle final”.

Hay que reconocer que al final le ha ido mejor al ex líder ecosocialista que al impulsor de ‘Dallas’ en lengua vernácula. Solo esperamos que el inventor del ‘Freedom for Catalonia’ no acabe inspirando otra frase que pase a la historia de la política catalana. El ‘Freedom for Pretoria’ tendría mucho menos glamour patriótico.