Menú Buscar
Los ‘ocho magníficos’ de CiU en 2010

Las predicciones de los ‘ocho magníficos’ de CiU

El “horizonte Cataluña 2010”, unos pronósticos dignos de Rappel

30.01.2016 00:00 h.
5 min

Septiembre de 1999. Cataluña llevaba diecinueve años de ‘Pax pujolensis’, pero los ‘bárbaros’ del PSC amenazaban la cómoda vida del Emperador del 3 %. El líder de las huestes que asediaban el oasis convergente, Pasqualcentúrix, estaban rodeando las murallas del Palau. El 17 de octubre todos los ciudadanos del Imperio debían decidir si continuaban apostando por Pujol Augusto, o si permitían que se abrieran las puertas de la metrópoli a las tribus del Baixum Llobregatensis.

Los 'ocho magníficos de CIU'

Los nobles romanos decidieron dejar el futuro del Imperio en manos de un grupo de sabios, para que invocaran a los Dioses y así conseguir su apoyo para resistir el asedio de los invasores. Este sanedrín fue denominado el de los ‘ocho magníficos’, y estaba encabezado por el emperador Pujol Augusto. Los otros miembros eran Brutus Mas, Julius Molins, Livia De Gispert, Duranensis Palaxe, Claudio Triax, Petrum Estevum y Dretorum Deciderim Rigolensis.

Ni un solo parado, oiga

Para conseguir el apoyo de los ciudadanos del Imperio, los ‘ocho magníficos’ hicieron públicos una serie de oráculos, que según estos sabios se cumplirían en los siguientes once años. Y para sellar su pacto con patricios y plebeyos dieron el nombre de “Horizonte Cataluña 2010” a una larga serie de promesas que contaban con el apoyo de todas las deidades residentes en el Monte Olimpo, en Montserrat, en el Tagamanent y en el Tibidabo. Fueron publicadas en los principales diarios del Imperio, que se editaban grabados en mármol de Carrara.

“Cataluña será un país con plena ocupación en el 2003”, aseguraron. No sabemos lo que entendían los ‘ocho magníficos’ por “plena ocupación”, pero tras su victoria en octubre de 1999 queda claro que  lo consiguieron. Ningún Centurión de la Legionum Corvergentae quedó sin trabajo. Ni ningún emprendedor patriótico sin concesión administrativa. La Lex Pretoria así lo estableció, y así se cumplió. Tras el paréntesis del Tripartitus entre 2003 y 2010, la posterior asunción del trono por Brutus Mas consolidó el cumplimiento de los vaticinios pendientes.

“Convivencia creativa”

Otro de los pronósticos acertados fue el de “una convivencia positiva y creativa en España y en Europa”. Viendo la trayectoria posterior de Brutus Mas la ciudadanía del Imperio ha visto cuál era su concepto de “convivencia positiva y creativa”. La duda que muchos tienen es como Brutus definiría una “convivencia negativa y gris” y cuál es la escala de su optimismo. Que debe ser eterna dada otra de sus promesas: “El 100% del agua de los ríos estarán limpias en el 2005”. En el 2016 son limpias y cristalinas.

Para facilitar las posibilidades laborales de la chiquillería en un futuro más o menos próximo, pronosticaron que “todos los estudiantes de Cataluña, cuando acaben la escolarización obligatoria, hablarán cuatro idiomas (catalán, castellano, inglés y francés o alemán)”. Y se ha cumplido, todos los alumnos de las escuelas públicas del Imperio acaban sus estudios dominando el catalán, el catañol, el castellán y el ‘neng’”. Objetivo conseguido.

Y no solo eso. Otro vaticinio para los estudiantes del Imperio era que “todos los niños saldrán de la escuela con conocimientos musicales”. Meta conseguida, conocen perfectamente la lista de los 40 Principales y las principales sintonías para móvil. Más compromisos alcanzados: “100 % de escolarización desde los 0 hasta los 16 años. Será de carácter voluntario de los 0 a los 6 años en el 2005”. Unos pronósticos fiables de ocho sabios honestos y sinceros. ‘La feina ben feta no té fronteres’ (El trabajo bien hecho no tiene fronteras. Campaña de la Generalitat en el apogeo de la ‘Pax Pujolensis’).