Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imágenes corporativas de la campaña de CiU en los comicios autonómicos del 2012 con la de las elecciones generales del 20 de diciembre.

El milagro de la eucaristía, versión CDC

Mas, de ‘Moisés’ a la lista de los más buscados por el F.B.I.

Sergio Fidalgo
4 min

La evolución de Artur Mas es preocupante, y no solo para sus partidarios, fieles, feligreses y adoradores, sino también para cualquier persona de buena fe que ame a su prójimo, aunque sea a un semejante tan poco recomendable como el ‘Astuto’ todavía presidente de la Comunidad Autónoma de Cataluña.

Basta con comparar las imágenes corporativas de la campaña de CiU en los comicios autonómicos del 2012 con la de las elecciones generales del 20 de diciembre para concluir que algo ha pasado. Y no precisamente bueno. Lo indicado es comenzar con la primera trasmutación religiosa. ¿Religiosa? Sí, porque se trata algo que no solo afecta a lo material, sino a lo espiritual.

La transustanciación/transpujolización de CDC

La transustanciación es el cambio de toda la substancia del pan en la substancia del Cuerpo de Cristo y de toda la substancia del vino en la substancia de su sangre. Es la eucaristía para los católicos creyentes. Dentro de la fe convergente podemos hablar de la “transpujolización”, fenómeno sobrenatural que motiva el cambio del logotipo de CDC, sonrisa incluida, por el de dos conceptos tan etéreos, y tan poco religiosos, como “Democràcia i Llibertat”.

¿Quién ha dicho que en un credo ha de haber “libertad” o “democracia? Basta con revisar la historia pasada, presente y futura de la humanidad. La “transpujolización” significa una rebaja de la intensidad religiosa de la fe que siguen los convergentes, porque además del cambio de sus símbolos más sagrados, como el nombre o el logo, otros factores así lo indican. Viendo el catecismo electoral que han enviado a todos los hogares catalanes se encuentra otra de las claves de esta secularización.

¿Qué se hizo de ‘Moisés’?

En el pasquín del 2012, bajo el lema “La voluntad de un pueblo”, CiU, que por entonces conservaba la sonrisa en su logotipo, nos mostraba con la firmeza de su fe que se podía “construir una mayoría social amplia para que Cataluña pueda tener un estado propio en el marco de Europa”. El folleto que han mandado para el 20-D parece un examen de una víctima de la LOGSE, lleno de tachones, que más que incitar a elevar los espíritus invita a pedir hora al profesor para rogarle un aprobado por lástima.

Folleto la Voluntat de un poble

Otra muestra de la secularización convergente la vemos en la imagen de su líder, profeta, timonel o como se le guste llamar. Artur Mas en el 2012 se nos presentaba como el Moisés que iba a abrir las aguas del Mar Rojo para que el pueblo escogido siguiera su camino hacia la tierra prometida. Una imagen evocadora que situaba al cabeza de lista convergente a la misma altura que Gandhi, Martin Luther King y Luke Skywalker.

¿En qué se ha convertido? En la foto que encabeza la propaganda del Partido Antes Conocido como Convergència (PACC) para el 20-D Artur Mas parece recién salido de la lista de más buscados por el F.B.I. Si John Edgar Hoover se lo hubiera encontrado por las calles de Nueva York de esa guisa le hubiera mandado a Alcatraz junto a Clint Eastwood. Por suerte para el rehén de los ‘coherentes’ de las CUP las autoridades norteamericanas prefieren ignorarle.