Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Domingo 6 de noviembre de 2011: Carme Chacón comparte cartel con el primer secretario de la Federación del PSC, Pere Navarro.

Chacón y Navarro, la pareja imposible

La ex ministra y el ex alcalde convertidos en ex candidata y ex vetado

4 min

Domingo 6 de noviembre de 2011. 12:00. Polideportivo de Can Parellada. Se celebra el gran acto de campaña de las elecciones generales del 20-N en Terrassa. La cabeza de lista al Congreso de los Diputados por Barcelona, Carme Chacón, comparte cartel con el primer secretario de la Federación del PSC del Vallés Oeste y alcalde de la ciudad: Pere Navarro. Este edil se convirtió mes y medio después en el Primer Secretario de los socialistas catalanes.

Este cartel es el testimonio de lo que años después se convirtió en una relación complicada. Si en aquel acto de Can Parellada una acudía como jefa de la delegación del PSC al Congreso y el otro como líder local, la posibilidad que ambos compartieran lista para ocupar un escaño en Madrid, y que por lo tanto pudieran compartir mitin como candidatos socialistas, se tornó imposible por el devenir de la política catalana y española, tan agitada en los últimos tiempos.

Ni contigo, ni sin ti

Navarro mostró su voluntad de formar parte de la lista que encabezó Chacón para las pasadas elecciones del 20-D. No fue posible dado que las tensiones internas del PSC y la voluntad de la ex ministra de dar acomodo a los ‘suyos’ no permitieron que el ex alcalde optara a una posición que le asegurara el escaño. Eran muchos los que querían ir y pocos los puestos ‘seguros’, y ni Maurici Lucena, uno de los mejores activos de los socialistas catalanes, consiguió el acta y ha acabado alejado de la política.

El mandato de Navarro al frente del PSC fue convulso a pesar que consiguió detener la hemorragia de votos que heredó de la etapa Montilla. Se abrieron muchas heridas que aún no se han conseguido cerrar. Después Miquel Iceta dio un paso al frente tras las ‘espantá’ de Núria Parlón y ha conseguido acabar la tarea del egarense: ha consolidado el suelo electoral socialista y espera remontar el vuelo en las Generales del 26 de junio a pesar del buen momento que vive la confluencia de Colau y Domènech.

Pero en las próximas Elecciones Generales volverá a ser imposible el cartel de Can Parellada y ambos no podrán compartir escenario de igual a igual: Carme Chacón ya no será candidata al Congreso por Barcelona. Y ha tenido que llegar la renuncia de la ex ministra de Defensa para que Pere Navarro se haya puesto “a disposición del partido” para lo que haga falta. Ni contigo, ni sin ti tienen mis males remedio, porque si una va no va el otro, y si aquella no va, el de más allá se postula.

El baile de las listas

Ahora todo serán rumores hasta que se cierre el 23 de mayo el plazo para la presentación de candidaturas. La campaña para que Navarro esté en la lista ya ha comenzado, y el futuro de diputados como Germán Rodríguez o Mercè Perea está en el aire. El primero por ser hombre de poco peso en el partido, dado que consiguió su puesto al ser persona de confianza de la ya ex candidata Chacón. Y Perea porque depende exclusivamente del pleno apoyo de su lideresa local, la alcaldesa de L’Hospitalet Núria Marín.

Será Meritxell Batet la que tendrá que hacer encaje de bolillos para contentar a todo el mundo cuando se espera una menguada cosecha de escaños. Mejorar los ocho diputados (cinco por Barcelona y uno por Girona, Lleida y Tarragona), aunque sea por los pelos, es el reto de la nueva cabeza de lista del PSC. Muchas ‘sensibilidades’ por satisfacer y poco puestos ‘seguros’ para repartir. El ‘paso al lado’ de Chacón le facilita la tarea, pero necesitará mucha mano izquierda para solucionar el sudoku socialista.