Menú Buscar
La candidata del PSC a las elecciones del 26J, Meritxell Batet, en un almuerzo en el Círculo Ecuestre.

Batet rechaza el "pacto de adhesión" que piden PP y Podemos para gobernar

La candidata del PSC reprocha a los independentistas hayan renunciado a una "Cataluña grande" y apuesta por un "catalanismo constructivo que solo defiende nuestro partido"

María Jesús Cañizares
4 min

La cabeza de lista del PSC en las elecciones generales del 26J, Meritxell Batet, descarta un pacto de gobierno con PP porque “piden adhesión, no colaboración”, algo que, según ha manifestado, también exige Podemos.

En un almuerzo en el Círculo Ecuestre y en respuesta al interés de los asistentes sobre un pacto entre constitucionalistas, como el que se llevó a cabo en el País Vasco, Batet afirma que ese acuerdo entre socialistas y populares fue “excepcional”, pero ahora “somos la alternativa al PP. No podemos permitir que las cosas sigan como están porque no están ayudando a la mayoría de los ciudadanos. Los casos de corrupción dificulta todavía más la aproximación”.

No obstante, “ello no significa que rompamos la colaboración con políticas de Estado, que hemos apoyado estando en la oposición. Pero el país no necesita un continuismo del PP, que pide la adhesión del PSOE, no una reforma. Podemos pide lo mismo, una adhesión. No es el momento para eso. Es el momento para acordar y negociar”.

Cinco pactos 

Ha destacado cinco pactos que en el mandato popular “se han perdido”: el económico-social, el intergeneracional, el de igualdad de género, el institucional y el territorial.

Respecto a las reformas institucionales, ha destacado la constitucional. “Hay que poner el acento en lo que nos une y no en lo que nos separa. La buena política es la que no se adapta a la realidad que le viene dada”, ha manifestado. En este sentido, “hay que reconocer que hay un problema político en Cataluña, lo que no se puede aceptar es que haya formaciones que nieguen la realidad, como el PP, o que lancen la toalla como CDC, o que solo hablen del instrumento a seguir y no de los objetivos, como Podemos”.

Reforma constitucional

Proponemos una reforma constitucional de carácter federal, “una propuesta que nace del catalanismo político, que se involucra en el bien común, sin excluir a nadie. El catalanismo constructivo que siempre ha querido liderar los cambios españoles”. En este sentido, aboga por una reforma constitucional que incluya el reconocimiento de la identidad catalana y su financiación. Se trata, ha dicho, de pasar “de la confrontación a la colaboración”.

“Se ha perdido la vocación de una Cataluña grande, de protagonizar cambios, de ser motor de España gracias al talento y capacidad de los catalanes. El PSC es el único que representa esta vocación”, según Batet. “Hay quien piensa que la democracia tiene un problema de prepotencia y apuestan por corregirla, para nosotros es lo contrario. La democracia debe fortalecerse, no debilitarse. Es necesaria una democracia de propuesta, no de protesta”, en alusión a Podemos.

Becas

Por otro lado, la candidata del PSC ha dicho que el reparto de la riqueza y la creación de empleo digno es uno de los “objetivos de la socialdemocracia”, mientras otros partidos proponen “competir en salarios bajos”. Para ello, ha abogado por un gran plan de innovación, pues este modelo productivo “no ha contado con suficiente apoyo en los últimos años”, ha dicho la socialista. Cree que es posible conciliar crecimiento e igualdad, es decir, crecer para distribuir.

Considera que educación y cultura es la piedra angular del crecimiento y de la sociedad del conocimiento, es precisamente ahí el gran reto. “Los socialistas concebimos la cultura como un bien público, no como un bien de consumo”, ha precisado, mientras que la educación es la vía de lograr la igualdad de oportunidades. En este sentido, ha puesto de manifiesto la necesidad de fomentar un sistema de becas que garantice el acceso a los estudios, pues "hay un 65% de alumnos que abandonan sus estudios porque no pueden pagarlos". Y ha confesado que, sin becas, "yo no habría podido acabar una carrera".