Menú Buscar
La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, en un acto en Barcelona, Cataluña / EFE

Batet: “Hablan de Cataluña, pero se dejan a más de la mitad”

La ministra de Política Territorial y Función Pública repasa los primeros 100 días de gobierno socialista, que han abierto una “esperanza” para la sociedad catalana

15.09.2018 13:38 h.
4 min

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha repasado los 100 primeros días de gobierno socialista durante el Consejo de Alcaldes del PSC. Un periodo, el de Pedro Sánchez, que ha abierto “una esperanza de futuro para la sociedad catalana”, ahora estancada en el conflicto y la confrontación.

Durante su intervención, y en la misma línea de concordia y entendimiento, ha denunciado que otros partidos, los independentistas, “hablan de Cataluña, pero se dejan a más de la mitad; hablan de Cataluña, pero están rompiendo gobiernos municipales” que trabajan para todos los catalanes. Así pues, el PSOE y el PSC, desliza, son la mejor opción para reconducir la situación.

Normalidad contra excepcionalidad

Batet no ha desaprovechado su discurso, en el que ha incluido que el Gobierno ha abierto “una agenda de normalidad en el marco estatutario y constitucional”, que incluye el diálogo con los líderes catalanes y el poder hablar de las necesidades y los problemas “reales” de los ciudadanos. Todo lo contrario de la agenda de excepcionalidad fijada hasta hace 100 días.

“En 100 días hemos podido sumar a una agenda de excepcionalidad, que algunos les interesa potenciar y de manera muy viva, una agenda de normalidad, donde podemos hablar de las necesidades reales de los ciudadanos”, ha dicho en Barcelona.

Acercamientos

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha añadido que su partido –“el de la Cataluña real”— tiene que “proporcionar un punto de encuentro” lo más amplio posible, porque “la mayoría” no quiere en ningún caso una “batalla política”, sino “superar la fractura y ganar la batalla del autogobierno, la financiación y la cohesión social”. El conflicto, dice, “hace perder tiempo y energía”.

Por todo ello, recuperando la intervención de Batet, cobra valor la reunión bilateral entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente catalán, Quim Torra; la convocatoria de una comisión bilateral entre Ejecutivo y Generalitat; la Junta de Seguridad, y la reunión de la comisión mixta de asuntos económicos y fiscales que se reunirá el próximo 25 de septiembre.

La Constitución es de todos y para todos

Batet ha recordado la conmemoración de los 40 años de la Constitución y ha insistido en que los socialistas jugaron “un papel de primer orden” en su aprobación, por lo que asegura que el país que tenemos hoy es un gran medida por las políticas socialistas: “La Constitución solidificó una democracia que, por mucho que les pese a algunos, es totalmente homologable a las de las democracias europeas”, ha aseverado la ministra.

Para terminar, ha reconocido que “la Constitución no es perfecta, como no lo es ninguna ley”, pero que se hizo entre todos, sobre todo entre los diferentes, ha dicho, y ha asegurado que necesita una puesta al día y que, por lo tanto, se tendrá que hacer también entre todos y entre los diferentes.