Menú Buscar
El presidente Quim Torra, el vicepresidente Pere Aragonès y el consejero de Enseñanza Josep Bargalló, durante una visita a la escuela Francesc Macià de Barcelona / JORDI BEDMAR

Bargalló se carga a dos directores generales por el bloqueo educativo

El consejero cesa a los responsables de dos proyectos frustrados, fundamentales en la lucha contra la desigualdad escolar: el desarrollo del decreto de la escuela inclusiva y el decreto de comedores

03.10.2019 00:00 h.
4 min

Al consejero de Educación, Josep Bargalló, no le ha temblado el pulso a la hora de depurar responsabilidades respecto al bloqueo existente en su departamento. En un solo día, el republicano ha decretado el cese de dos directores generales, responsables dos proyectos fundamentales en la lucha contra la desigualdad en los centros: el desarrollo del decreto de la escuela inclusiva y el decreto de comedores escolares. Ninguno de los dos ha salido adelante debido al rechazo expresado por la comunidad educativa y a la falta de presupuesto.

Los cesados son el director general de Currículo y Personalización, Josep Vallcorba, y el director de Atención a la Familia y Comunidad Educativa, Ramon Simon. El primero tenía encomendada la tarea de desarrollar, vía decreto, la ley de la escuela inclusiva aprobada hace dos años, pero encallada debido a la falta de presupuesto. Esa norma, todavía no aprobada, debe regular la dotación de profesionales que deben atender a alumnos con necesidades educativas especiales (NEE). Según el sindicato Ustec, faltan 8.300 docentes para igualar las cifras de 2010.

Aymerich, exalcaldesa de ERC, nueva directora general

Vallcorba será sustituido por la pedagoga Maite Aymerich, que sustituyó al líder de ERC, Oriol Junqueras, al frente de la alcaldía de Sant Vicenç dels Horts (Barcelona).

Por su parte, Simon debía sacar adelante el nuevo el decreto de comedor escolar, pero la Consejería se vio obligada a dar marcha atrás debido el rotundo rechazo de la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Cataluña (FAPAC), que temen verse excluidos de la gestión de este servicio. Ante esta situación, Educación puso en marcha un proceso participativo para redefinir el espacio de comedores sociales que, tal como publicó Crónica Global, la FAPAC considera un simple “lavado de cara” pues, en realidad, todo depende de la ley de Contratos de Servicio a las Personas que se tramita en el Parlament. Se trata de la llamada ley Aragonès, que blinda ese modelo de externalización, que actualmente deja la gestión en manos de las grandes empresas de catering.

El cesado Ramon Simon confirmó que la Consejería se esperaría a la aprobación de esa ley para seguir adelante con el decreto de comedores. Ha sido sustituido por Juan José Falcó, que procede de Ustec, donde fue abogado durante seis años hasta que, en 2004, se incorporó al Gobierno tripartito como asesor educativo. Todo un guiño a un sindicato que otros sectores educativos ven con preocupación, dado que Ustec ha avalado la jornada compacta con la que la exconsejera Irene Rigau eliminó los comedores en secundaria. Un informe reciente de la Fundació Bofill advierte de los perjuicios de esa jornada intensiva.

Los dos ceses fueron publicados en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña el pasado 27 de septiembre.