Menú Buscar
Turistas en ruta hacia la Fuente Mágica de Montjuïc / CG

El Ayuntamiento de Barcelona sube las tasas al turismo

El consistorio cobrará a los autocares por aparcar junto a la Fuente Mágica de Montjuïc y aumentará los impuestos en el Parque Güell y Sagrada Familia

3 min

El Ayuntamiento de Barcelona ha incrementado las tasas al turismo. El equipo de gobierno municipal de Barcelona en Comú (BComú) ha aprobado inicialmente hoy viernes, 20 de julio, un aumento impositivo a las actividades turísticas en la ciudad. La más destacada es la creación de una área para el estacionamiento de autocares en la Fuente Mágica de Montjuïc, que entrará en vigor en octubre.

La mayoría de grupos municipales han dado luz verde a la creación de una ZonaBus en el entorno de la fuente ornamental situada en el avenida María Cristina. Este espacio reservado a los vehículos de transporte de turistas, que estará activo a partir de otoño, limitará el número de operaciones al día "para evitar la congestión" en torno a esta zona. Costará 45 euros por franja de estacionamiento y pretende "limitar el número de autocares" que visitan la atracción de agua. Las zonas bus ya existentes, las del Parque Güell y la Sagrada Familia, también incrementarán sus tarifas.

Movilidad

En el mismo sentido, el Ejecutivo local de BComú ha aprobado de forma inicial --las modificaciones de las ordenanzas fiscales estarán a exposición pública otros 30 días-- la modificación de las zonas de carga y descarga para beneficiar a los conductores profesionales, así como la aplicación de nuevas tasas para la instalación de antenas de telefonía móvil.

En el campo de la movilidad, el gobierno municipal ha creado un nuevo cánon sobre el registro e identificación de los vehículos de movilidad personal (VMP), bicicletas y vehículos de más de dos ruedas destinados a la actividad económica. No obstante, los comunes han tenido que retirar un punto para gravar el motosharing, las motocicletas compartidas y el bicisharing, los servicios de bicicletas de uso puntual.

Espacio público

En paralelo a dichos cambios, el equipo de Ada Colau estrenará una nueva tasa para las empresas de transporte de energía que utilizan el espacio público. También se incrementan las tasas para el uso privativo de las fuentes públicas, se reduce el número de este tipo de mobiliario urbano destinado a uso privado y se ha aprobado una exención a la tasa de ocupación del espacio público en el caso de actividades de interés cultural

Globalmente, el Ayuntamiento de Barcelona espera recaudar cinco millones de euros adicionales con los cambios en las ordenanzas fiscales aprobados. La oposición ha criticado que se haya planificado mal esta normativa y que los cambios no aborden la regulación de forma integral.