Menú Buscar
El líder de ERC en Barcelona, Alfred Bosch, y la alcaldesa, Ada Colau / CG

Barcelona se prepara para un Pleno sin grupos independentistas

PP, C's, BComú y PSC podrían celebrar la sesión sin el resto de formaciones, que son partidarias de paralizar la actividad por la situación que se vive en Cataluña

4 min

Continúa el paro generalizado en el Ayuntamiento de Barcelona. La celebración del referéndum del domingo 1 de octubre fue el principal argumento del gobierno de Barcelona en Comú, capitaneado por Ada Colau, para frenar la actividad habitual del consistorio barcelonés.

El primer guiño a favor de la política soberanista por parte de la alcaldesa de la capital catalana se dio el pasado 20 de septiembre, tras las primeras operaciones de la Guardia Civil en varios edificios del Gobierno de Carles Puigdemont, en las que se llevaron a cabo 14 detenciones.

Otro Pleno en el aire

Tras la decisión de los comunes de paralizar la agenda habitual de la Administración local, a petición de partidos como Esquerra Republicana y el Grupo Demócrata —antigua CiU—, Colau suspendió cuatro Plenos, cuatro comisiones y cinco consejos de barrio. Algunas comisiones nunca se celebraron y, otras, se hicieron sin que los partidos de la oposición tuvieran opción de proponer alternativas.

El Pleno municipal de septiembre se aplazó por la “situación excepcional que vive el país”, según reivindicaron las propias fuerzas que conforman Junts pel Sí en la Generalitat de Cataluña y que también cuentan con el apoyo de la CUP. La cita se aplazó para este viernes, 6 de octubre, y la celebración está, de nuevo, en el aire.

Junta de portavoces

Este miércoles se celebra una junta de portavoces en la que se discutirá si los grupos independentistas que dibujan el panorama del Ayuntamiento de Barcelona deciden participar en la sesión, o si finalmente optan por no presentar propuestas, como parece que tienen pensado hacer.

De esta forma, el Pleno podría darse únicamente con las formaciones que se han manifestado totalmente en contra de la independencia de Cataluña: Ciudadanos —con 5 concejales— y el Partido Popular —3 concejales—, además del Partido Socialista —4 concejales—, que forma gobierno con los 11 concejales de Barcelona en Comú.

Toque de la oposición

“Colau se sumó a la tesis de Puigdemont y la CUP la semana pasada al suspender el Pleno y parte de la actividad municipal, igual que había ocurrido en el Parlamento de Cataluña”, ha dicho este martes el líder del grupo municipal popular, Alberto Fernández. Critica que la alcaldesa se haya unido a la huelga y haya paralizado el transporte público al servicio del independentismo, convirtiéndose “en el piquete independentista” de los cupaires, así como del propio presidente del Govern.

Carina Mejías, por su parte, ha reprochado a los comunes que desatiendan sus obligaciones en el Ayuntamiento de Barcelona para dar apoyo a los “planes ilegales” de Puigdemont. “No existe ningún motivo para eludir el compromiso con los vecinos de Barcelona en la gestión de los asuntos municipales”, ha asegurado la líder de la formación naranja.