Menú Buscar
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, sobre unas instalaciones de las empresas de servicios funerarios Mémora y Áltima

Barcelona, Mémora y Áltima regulan el acceso a los servicios funerarios gratuitos

El ayuntamiento y las funerarias fijan las condiciones a partir de las cuales los ciudadanos tendrá acceso sin coste o con bonificación a estas prestaciones

08.06.2018 14:01 h.
4 min

El Ayuntamiento de Barcelona y las empresas Mémora y Áltima han acordado la regulación del acceso a los servicios funerarios gratuitos y bonificados. En concreto, el gobierno de Ada Colau ha aprobado un decreto en cumplimiento de la Ordenanza de Servicios Funerarios, que fija las condiciones para garantizar el acceso universal a las personas con pocos recursos que no pueden asumir el coste. Ello llega tras el fracaso de la funeraria pública pretendida por BComú, proyecto estrella del mandato.

Hasta el momento, las ordenanzas sólo aseguraban la obligatoriedad de las funerarias a realizar estos servicios tras autorizarlo Servicios Sociales, pero sin condiciones claras de quién se podía beneficiar de los precios reducidos. Ahora, el acceso gratuito o bonificado se establecerá en función del Indicador de Renta Suficiente de Cataluña (IRSC) y con un informe de Servicios Sociales que acredite que no se dispone de recursos.

Duplicará el número de personas con acceso a ellos

Los servicios gratuitos y bonificados para personas con IRSC igual o inferior al 0,66 incluirán asesoramiento sobre los servicios mínimos, recogida del difunto, féretro, adecuación del cadáver y su traslado al cementerio o crematorio si está ubicado en la ciudad. Los que tengan un IRSC igual o inferior a 1 (equivalente a unos 10.000 euros anuales de ingresos) tendrán derecho a una bonificación del 20% del servicio, y podrán contratar servicios adicionales hasta 2.500 euros.

Las empresas asumen el coste que supone la cobertura de los servicios gratuitos y bonificados, como hacían hasta ahora, e informarán de la existencia de estas prestaciones a partir de la entrada en vigor del decreto, prevista para las próximas semanas. Con esta novedad, el ayuntamiento, Mémora y Áltima prevén duplicar el número de personas con acceso a este tipo de servicios.

Elogia la colaboración

En un comunicado, el director general de Servicios Funerarios de Áltima, Josep Ventura, ha señalado que el principio de universalidad en Barcelona siempre ha estado garantizado sin que haya faltado nunca ningún servicio, siempre a cargo de las empresas, como ocurre en Cataluña a diferencia del resto de comunidades autónomas.

Ha resaltado que el servicio de beneficencia en la ciudad ha representado un 2% del total de servicios, y ha valorado la colaboración público-privada que ha establecido con el ayuntamiento para definir de forma conjunta los criterios de cobertura gratuita o bonificada.

Colaboración público-privada

Desde Mémora, la directora de Servicios Funerarios de Barcelona (SFB) –con participación mayoritaria de la empresa—, Silvia Ramis, ha mostrado su satisfacción por el acuerdo, que “demuestra que el diálogo en un marco de colaboración público-privada constituye la mejor opción para afrontar los retos sociales y económicos de las familias con soluciones transparentes y adaptadas a distintas necesidades”.

En un comunicado, la empresa ha resaltado que en el último año SFB ha facilitado servicios gratuitos o bonificados a más de 300 familias, según el presidente de SFB y consejero delegado de Mémora, Juan Jesús Domingo, que ha asegurado que seguirán estando al lado de las familias barcelonesas con menos recursos y ha recordado que en 2017 un 87% de sus usuarios encuestados calificaron su servicio con una puntuación de 8 o más sobre 10.