Menú Buscar
Imagen aérea de los manifestantes constitucionalistas convocados Societat Civil Catalana (SCC) contra el 'procés' en Barcelona / EFE

Barcelona se llena contra el 'procés'

Sociedad Civil Catalana reúne a 400.000 personas, 80.000 según la Guardia Urbana, en una marcha festiva y con amplia pluralidad de partidos que fue asediada por los CDR

27.10.2019 13:50 h.
6 min

Barcelona ha salido este domingo a la calle contra el procés independentista. Sociedad Civil Catalana (SCC) ha reunido a unas 400.000 personas, 80.000 según la Guardia Urbana, en una manifestación festiva y con amplia pluralidad de partidos que ha llenado el paseo de Gracia y las calles colindantes del centro de la ciudad condal.

La movilización, que llevaba como lema Por la concordia, por Cataluña: ¡basta!, ha tenido un espíritu cívico y ciudadano, en contraste con las violentas noches de algaradas provocadas por independentistas en las dos últimas semanas. SCC ha conseguido cambiar el tono e imprimir una carácter festivo y plural a una marcha a la que han acudido importantes figuras de todo el espectro constitucionalista, desde el PSOE y el PSC hasta la plataforma Barcelona pel Canvi, liderada por el exprimer ministro francés Manuel Valls. También ha hecho acto de aparición Vox, que no estaba invitado por la organización. 

Ministros y candidatos a presidente del Gobierno

Así, se han visto a los ministros en funciones José Luis Ábalos y Josep Borrell; a la presidenta del Congreso de Diputados, Meritxell Batet; al primer secretario del PSC, Miquel Iceta; al presidente del PP, Pablo Casado; a la portavoz en la Cámara Baja y aspirante a electa por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo; al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, acompañado por la dirigente del partido naranja en la autonomía, Lorena Roldán; al concejal de Barcelona pel Canvi y exprimer ministro francés, Manuel Valls, y al cabeza de cartel de Vox por Barcelona, Ignacio Garriga

Políticos en la manifestación de SCC contra el 'procés' / LENA PRIETO

Todos ellos han sido arropados por los manifestantes en una marcha que no ha podido desgajarse de la expectación por el inminente inicio de la campaña de las elecciones generales del 10 de noviembre. Así, se ha escuchado a los ministros en funciones reivindicando la labor de los cuerpos de seguridad --"sin policía, Barcelona estaría fuera de control", ha reflexionado Borrell--, a Pablo Casado pidiendo al PSOE que rompa los acuerdos políticos con los independentistas o a Albert Rivera saludando efusivamente a los concentrados.

El protagonista: los ciudadanos

La presencia de políticos no ha tapado el protagonismo ciudadano del acto público. Miles de catalanes han llegado a pie o en transporte público a la marcha. Se han visto muchas más banderas españolas de lo habitual, amén de las omnipresentes señeras y enseñas de la Unión Europea. En el apartado de cartelería han destacado los signos contra la violencia independentista causada en los últimos días o contra las dificultades para acceder al puesto de trabajo o al centro de estudios por los bloqueos de carreteras y facultades perpetrados por los autodenominados CDR. Ello también se ha escuchado en los cánticos, con lemas como "aquí no se pega a periodistas" o "Barcelona no se quema".

Cánticos a la prensa en la marcha de SCC / LENA PRIETO

En el terreno de las identidades mixtas, han aderezado la manifestación dos grandes banderas de Cataluña y España. Esta ha sido una de las tónicas de la marcha, en la que muchos ciudadanos se han reivindicado como "también catalanes", en referencia al intento de apropiación que hace el nacionalismo catalán de algunas esferas sociales. Así pues, la cartelería y banderas se ha teñido de corazones y de reivindicaciones de identidades políticas mixtas e inclusivas. "We are Catalonians too" (Nosotros también somos catalanes), rezaba una pancarta portada por un grupo de manifestantes.

Una pareja viene de Madrid para asistir a la manifestación en contra del 'procés' / LENA PRIETO

Boicot violento de los CDR

El espíritu festivo y cívico se ha desplegado en el paseo de Gracia a mediodía, sí, pero también en otras calles en las que no estaba convocada la protesta. Se ha llenado la plaza de Cinc d'Oros en la confluencia de la primera vía y la avenida Diagonal. La semipeatonal Rambla de Cataluña presentaba también un aspecto abarrotado. Ante el escenario situado en la calle de Provenza apenas se cabía.

Los miles de ciudadanos han conseguido llegar a la marcha de SCC pese al intento de boicot de los CDR. Los independentistas han cortado la autovía A-2 a la altura de la Palma de Cervelló por la mañana. Han hecho lo propio en la autopista AP-7 en L'Ametlla de Mar (Tarragona) y La Jonquera (Girona). ¿Su objetivo? Bloquear los autobuses que acudían a Barcelona. No han alcanzado el reto salvo por el hecho de provocar algún momento de tensión con los conductores. Finalmente, a media mañana se han marchado los radicales por su propio pie.