Menú Buscar
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau / EP

Barcelona estudia si permite desplazamientos en su área metropolitana

El Ayuntamiento y la Generalitat deben decidir si unifican las diferentes áreas sanitarias de la provincia para que los ciudadanos puedan aprovechar en su totalidad el pase a la fase 1

4 min

Los ciudadanos de Barcelona aún no conocen si el ansiado pase a la fase 1 de la desescalada que entrará en vigor el próximo lunes les permitirá desplazarse por toda el área metropolitana. El hecho de que la Generalitat de Cataluña insistiera en que se tuviera en cuenta la región sanitaria y no la provincia a la hora de determinar el cambio de fase podría hacer que los habitantes de la capital vieran restringidos sus movimientos al núcleo urbano, sin poder traspasar los límites de municipios, en su mayoría ciudades dormitorio, que están en la práctica unidos a Barcelona.

Por este motivo, el Ayuntamiento y la Generalitat mantendrán una reunión para considerar la posibilidad de reunificar las regiones sanitarias de Barcelona, con el fin de que el pase a la fase 1 permita a los ciudadanos desplazarse por la totalidad de la provincia por motivos diferentes de los laborales y sanitarios.

Tres regiones sanitarias

La alcaldesa de la Ciudad Condal, Ada Colau, recordó que la movilidad entre ciudades y municipios metropolitanos, como L’Hospitalet de Llobregat, es habitual por motivos económicos y laborales.

Cabe recordar que el área metropolitana de Barcelona se divide en tres regiones sanitarias: Barcelona ciutat, Metropolitana Nord y Metropolitana Sud. Si se mantiene el criterio que rige hasta el momento se dará la paradoja de que los residentes en cualquiera de las dos áreas metropolitanas podrán ir a cualquier localidad que esté incluida en su región sanitaria pero no entrar en el término municipal de Barcelona, ni tampoco a otro municipio de la provincia que pertenezca a otra región sanitaria.

Desventaja respecto a Madrid

Una situación que supondría una desventaja para los barceloneses frente a los habitantes de otros territorios españoles que también pasarán a la fase 1 a partir del lunes, como es el caso de los de Madrid, donde se ha tomado la provincia como unidad de referencia.

"Queremos acompañar la movilidad real de la zona metropolitana pero evitar aglomeraciones”, aseguró en una rueda de prensa ofrecida este viernes, en la que ha destacado la importancia de mantener la lealtad y el respeto entre instituciones a la hora de tomar medidas de este tipo.

Respeto a las medidas

Colau celebró que la ciudad pase a la fase 1, pero subrayó que este cambio "empieza el lunes, no el fin de semana", y ha pedido a los barceloneses que disfruten del espacio público sin dejar de respetar las franjas horarias y la distancia de seguridad y con responsabilidad colectiva para evitar las aglomeraciones.

Considera que, si los datos epidemiológicos lo permiten, las administraciones no tendrán "ningún problema" en plantear una fase intermedia entre la fase 1 y la fase 2 con medidas más flexibles, como se ha hecho en Barcelona con la fase 0 avanzada.