Menú Buscar
Imagen del pleno de enero en el Ayuntamiento de Barcelona, en el que se ha condenado el ataque a 'Crónica Global' / CG

Barcelona condena el ataque a ‘Crónica Global’ en el pleno municipal

El grupo popular plantea la iniciativa y ERC y PDeCAT se han negado a firmar hasta que se ha añadido el rechazo, también, al ataque a Catalunya Ràdio de octubre pasado

2 min

El pleno municipal de enero celebrado este viernes en el Ayuntamiento de Barcelona ha condenado el ataque de tres encapuchados​ que, al más puro estilo de la kale borroka, llevaron a cabo contra la redacción de Crónica Global la madrugada del jueves.

La iniciativa se ha presentado a instancias del grupo municipal del PP, liderado por Alberto Fernández, y recuerda que es el cuarto ataque consecutivo en los últimos meses.

La CUP se niega

“Tres encapuchados han realizado pintadas sobre la fachada del medio y han atacado armados con martillos los vidrios que permiten ver pantallas en las que se reproducen las informaciones elaboradas por el equipo profesional del digital”, reza el texto leído al concluir la sesión municipal.

Fernández ha presentado este viernes por la mañana, justo antes del pleno y ante todos los grupos, la propuesta de declaración institucional de urgencia ante la que la mayoría de partidos estaban dispuestos a firmar, excepto el concejal no adscrito y la CUP, ya que el ataque fue perpetrado por Arran, las juventudes de la formación independentista radical.

Copia de la declaración institucional de urgencia que condena el ataque a Crónica Global / CG

Copia de la declaración institucional de urgencia que condena el ataque a Crónica Global / CG

Las condiciones de ERC y PDeCAT

ERC y el PDeCAT no han querido firmar inicialmente porque, cuando se produjo el ataque a la redacción de Catalunya Ràdio, en octubre pasado, el día de la DUI, no se firmó ninguna condena de ciudad en el pleno municipal. Tras añadir el párrafo que hacía referencia, lo han hecho.

Así, el Consejo Plenario del Ayuntamiento de Barcelona ha acordado mostrar su rechazo contundente a lo que entienden como “una muestra de violencia e incitación al odio y constituyen un atentado contra la libertad de expresión y la convivencia, y mostrar su solidaridad con estos medios de comunicación y sus trabajadores”.