Menú Buscar
Jaume Collboni, teniente alcalde del Ayuntamiento de Barcelona / EP

Barcelona aplaza los pagos de terrazas e impuestos turísticos por el coronavirus

Jaume Collboni ha presentado un primer paquete de medidas para paliar el efecto de la crisis del coronavirus en los comercios locales

3 min

El Ayuntamiento de Barcelona ha presentado un primer paquete de medidas extraordinarias para contrarrestar los efectos del coronavirus a las pequeñas y medianas empresas. Son muchos los ciudadanos que no han podido abrir sus locales debido al estado de alarma, por lo que el ayuntamiento ha evaluado una serie de propuestas para paliar la difícil situación económica.

Estas medidas han sido presentadas por Jaume Collboni, primer teniente de alcalde de la ciudad, mediante una conexión en directo desde su casa --fue uno de los primeros regidores en dar positivo por coronavirus--, destacando el aplazamiento de impuestos y el cambio de la normativa de las terrazas por el Covid-19.

Proteger el comercio local

"El Ayuntamiento está al lado de todo el mundo, especialmente de los más enfermos, los más débiles y aquellos pequeños empresarios que no han podido abrir las persianas", ha asegurado Collboni, que también a remarcado que la intención es conseguir que no cierren los comercios y evitar posibles despidos, por lo que pondrán "todo lo que esté a nuestro alcance".

Las medidas que han aprobado son de carácter fiscal, tienen como objetivo el garantizar la liquidez de las empresas y que pagar las tasas no sean un problema añadido. Por ello, el Ayuntamiento ha decidido facilitar y flexibilizar los plazos de pago de tributos municipales además de dejar de cobrar el impuesto público de recogida de residuos dada la imposibilidad de abrir sus negocios.

Varias medidas iniciales

En lo que afecta a las terrazas, Collboni se ha comprometido a devolver el dinero de los días en que éstas no han podido ser montadas además de modificar la normativa para adaptarla a la caída del consumo. Del mismo modo, han decidido aplazar la tasa turística hasta septiembre como medida de apoyo a los locales.

Otras medidas que se han aprobado son la cancelación de la zona azul y la zona verde de aparcamiento en Barcelona, para evitar el movimiento al caducar el tíquet de párking, al igual que el servicio de Bicing al no poder garantizar su saneamiento. También afectará a la implementación de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) que, dada la situación, empezará a multar más adelante.