Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El líder de la oposición municipal Ernest Maragall junto a la alcaldesa Ada Colau hoy en la presentación de los presupuestos / CG

Barcelona abordará la recuperación con el mayor presupuesto de la historia

Las cuentas récord de 3.200 millones servirán para invertir en pymes, vivienda, creación de empleo y un nuevo distrito tecnológico en la Sagrera

3 min

El gobierno municipal de Barcelona en Comú y PSC ha pactado con Esquerra Republicana el mayor presupuesto de la historia de la ciudad. Las cuentas han alcanzado la cifra récord de 3.200 millones de euros, según ha confirmado este mediodía la alcaldesa Ada Colau en una rueda de prensa conjunta con Jaume Collboni, primer teniente de alcaldía, y Ernest Maragall, líder republicano en el consistorio.

La expansión presupuestaria ha sido acordada con el horizonte de una recuperación de la economía para superar la crisis provocada por el coronavirus y gracias a la flexibilización fiscal autorizada por Bruselas y Madrid. Estos recursos adicionales se vehicularán a través de un paquete de medidas extraorinarias de 300 millones de euros.

Fondo para pymes

El mes pasado el ayuntamiento ya presentó un proyecto de presupuestos de 3.231 millones que suponía un incremento del 6,5% respecto al del año anterior, que ya fue de récord al superar los 3.000 millones. Sin embargo, hoy se ha confirmado que este total de gasto público planeado se mantiene tras las negociaciones con Esquerra.

Entre las medidas pactadas, está la creación de un fondo municipal de apoyo a pymes de 20 millones de euros, que se inyectará a través de la participación pública en el capital de las empresas. Maragall también ha detallado que habrá inversión en “capacidad de creación de puestos de trabajo en el sector privado”. No ha avanzado cuántos se crearán, pero ha prometido que “serán muchos”.

Industria y vivienda

Otro punto clave de la negociación ha sido incrementar en 50 millones la compra de vivienda pública, en la que se priorizará el 30% asequible que se construye en todas las nuevas promociones de pisos. También se destinarán 30 millones a “proyectos de proximidad” en los barrios y seis millones para adquirir naves y crear así el “distrito tecno-industrial Sagrera-Besòs”.

Según Colau, el objetivo de estas cuentas es “apostar por el máximo de inversión pública” y impulsar “políticas anticíclicas que dejan atrás la austeridad”. Una manga ancha que, a su juicio, se notará en el tejido productivo: “Ponemos todos los recursos públicos al servicio de la economía local, las pymes, los trabajadores y las trabajadoras”, ha asegurado.