Menú Buscar

Habla Bartolomé, el hombre de la bandera de España desalojado por Colau

El vecino rompe el silencio y habla de su protesta: "La alcaldesa de Barcelona solo sabe subir los impuestos y abusar de los débiles"

5 min

Es Bartolomé, el hombre de la bandera de España expulsado del pleno municipal por la fuerza tras una orden de Ada Colau. Este ciudadano, en conversación con este medio, ha explicado el porqué de su acción. "La alcaldesa de Barcelona solo sabe subir impuestos y abusar de los más indefensos", ha lamentado tras ser expulsado del plenario.

Bartolomé Fraile Cánovas, un activista vecinal y excandidato por el partido Nosotros, ha relatado su versión de la tensa escena en la que la Guardia Urbana le ha echado por la fuerza del salón de plenos del Ayuntamiento de Barcelona. "No ha sido violento para nada. Simplemente se han acercado por atrás y me han dicho que tenía que abandonar la sala y me han acompañado. Después, la chica que iba conmigo ha hecho lo propio. Hemos salido de la sala sin provocar ni un incidente. Es así porque yo respeto a la policía, que solo cumple órdenes. No hemos tumbado jardineras o contenedores como otros", se ha defendido, en referencia a los CDR.

Ha querido señalar que no lo han detenido ni imputado. "Cuando hemos salido al pasillo, me he bebido uno de los botellines de agua que ponen allí disposición del público y nos hemos marchado andando tranquilamente. Hemos salido del ayuntamiento sin problemas y nos hemos unido a una protesta contra la discriminación del español en la plaza de Sant Jaume", ha añadido.

"Soy una víctima de las políticas de Colau"

El ciudadano, que es vecino de La Llagosta (Barcelona), se ha reivindicado como una "víctima de las políticas de Ada Colau". ¿Cómo lo sostiene, si ni siquiera es vecino de Barcelona? "Porque soy usuario del transporte público cada día hacia la ciudad. Y nos vendieron un cambio de abonos más caro. Antes usaba la T-10. Ahora tengo que comprar la T-Casual y, en realidad, pago más que antes del 1 de enero", se queja. "Vivo en la zona 2 y lo que hacen con nosotros con el transporte público no tiene nombre", ha señalado.

Ese cambio es una de las cosas que le llevó al pleno del viernes. "Sabíamos que había sesión porque estaba anunciado. Conocíamos que se debatían los presupuestos municipales. Pues bien. Hemos aguantado el speech de todos los grupos pacientemente. Solo hemos desplegado las enseñas en silencio e hemos intervenido cuando Colau acababa de hablar en su turno extraordinario de palabra", ha precisado. ¿Por qué lo hizo? "Porque ya basta. Los vecinos no nos podemos expresar en el pleno, que es donde se deciden cosas. Y llevamos varias cosas: una subida de impuestos aprobada por el gobierno municipal de la que la gente ni se entera. Se enterarán cuando les lleguen los recibos a casa".

"No estamos de acuerdo con el secesionismo"

Además, hay otras cuestiones que han acabado de convencer al también exaspirante a alcalde de La Llagosta para personarse en el pleno municipal de la capital catalana con su bandera nacional. "Estamos hartos del secesionismo. Hartos. De que lo impregne todo y, por ejemplo, de que no se rotule en castellano en Barcelona. Las cartas a los vecinos son solo en catalán. Le dije a la alcaldesa que no merecía serlo porque abusa de los débiles. Discrimina el castellano y da coba al independentismo. Fíjate en lo de la avenida Meridiana", ha recordado en referencia al corte diario de la entrada sur a Barcelona por parte de independentistas.  

"En lugar de defender lo de todos, porque es alcaldesa gracias a la Constitución, Colau se alía con los independentistas y les permite bloquear la avenida Meridiana. Yo voy un solo día al pleno con mi bandera oficial sin provocar incidentes y me envía la Guardia Urbana", ha concluido airado.