Menú Buscar
El expresidente del Gobierno, José María Aznar, en la presentación del libro de Javier Zarzalejos esta tarde en Madrid / EUROPA PRESS

Aznar se ofrece para reconstruir el "centro derecha"

A las pocas horas de la renuncia de Mariano Rajoy, el expresidente del Gobierno defiende su trayectoria "personal y política" para ponerse de nuevo al frente del PP

05.06.2018 20:14 h.
4 min

José María Aznar, expresidente del Gobierno y expresidente del PP, se acaba de ofrecer para ayudar a la reconstrucción del centro derecha español.

Tras postularse ha defendido su propia trayectoria "personal y política" ante los que "han escrito cosas graves intentando mancharla", en alusión a las informaciones sobre el caso Gürtel. Aznar ha subrayado que responde de todos sus actos "desde el primero hasta el último".

A las pocas horas de Rajoy

"La reconstrucción de un centro derecha nacional es indispensable para poder ver con confianza el futuro de España", ha dicho Aznar, que ha reaparecido en público unas horas después de que Mariano Rajoy haya anunciado ante el comité ejecutivo del PP la convocatoria de un congreso extraordinario este verano para elegir a su sucesor.

"Mi compromiso es con mi país, con España y con los españoles. No tengo ningún compromiso partidario, ni me considero militante de nada ni me siento representado por nadie", ha recalcado Aznar, quien ha subrayado que lo haría desde su posición actual, sin violver al preimer plano de la política.

Javier Zarzalejos

El expresidente del Gobierno intervenía en la presentación del libro del director de la Fundación de FAES, Javier Zarzalejos, No hay ala oeste en la Moncloa (Ediciones Península), junto al escritor Jon Juaristi y el periodista Manuel Campo Vidal.

Aznar ha empezado su discurso expresando su "preocupación" por las "tres crisis" que atraviesa España: una crisis de secesión motivada por "un intento de golpe de Estado" en Cataluña; una crisis del sistema de partidos; y una crisis de liderazgos.

"Rebelión no desmantelada"

En primer lugar, ha afirmado que se sigue "sufriendo un golpe de Estado en Cataluña, una rebelión y una secesión que no ha sido desmantelada". A su entender, "el golpe sigue" y en Cataluña "hay un Gobierno golpista y un movimiento independentista que no ha sido desarticulado".

Aunque ha dicho que es "verdad" que ha habido una intervención para convocar elecciones autonómicas y la Justicia está actuando, ha subrayado que la restauración del orden constitucional y la normalidad institucional solo pueden venir después de "haber desarticulado plenamente el movimiento secesionista" con lo que eso significa de "apoyos mediáticos, financieros y políticos".

"Sin eso no se podrá invertir la situación y si no se hace eso, no se estará haciendo lo suficiente por que España gane a los golpistas", ha afirmado, para añadir que un Gobierno del PSOE que cuenta con una "alianza del populismo" y el apoyo de los independentistas "agrava las inquietudes más que las reduce".