Menú Buscar
El expresidente del Gobierno, José María Aznar, ante la comisión del Congreso de los Diputados que investiga la supuesta financiación ilegal del partido del PP / EFE

Aznar arremete contra el independentismo por “golpista”

El expresidente del Gobierno asegura que no pedirá perdón en la comisión sobre supuesta financiación irregular del PP y choca contra el diputado de ERC, Gabriel Rufián

18.09.2018 11:02 h.
6 min

José María Aznar ha dejado claro que no pedirá perdón por la presunta financiación irregular del PP, en la comisión de investigación en el Congreso, por la que ya han pasado distintos dirigentes del PP. Tras las preguntas del diputado del PSOE, Rafael Simancas, Aznar ha insistido en que “no había caja B en el partido”, y que todo lo que los diputados quieran decir sobre eso “lo deberán demostrar”. Sin embargo, y a la espera del resto de intervenciones, Aznar ha entrado al trapo tras las palabras del diputado de ERC, Gabriel Rufián, que le ha responsabilizado de “toda la corrupción” del PP. “En la vida se pueden cometer errores que puedan llevar a la vergüenza, pero que pida usted explicaciones –Rufián—proviniendo de un partido que quiere romper el orden constitucional y es golpista…”, ha sentenciado.

Rufián ha buscado el choque cuerpo a cuerpo con Aznar y lo ha encontrado, con una bronca sobre los orígenes del PP y de ERC. “¿Me está llamado golpista usted?”, le ha espetado el diputado de Esquerra, llamado al orden una y otra vez, con intervenciones de diputados del PP para que le retiraran el micro. “Una relación de corruptos, que fueron a la boda de su yerno”, ha seguido Rufián.

Presunción de inocencia

El expresidente del Gobierno no se ha callado. “Tiene a sus dirigentes en prisión acusados de sedición y rebelión, han fragmentado la sociedad catalana, el régimen de la transición que ustedes quieren destruir es el que permite a usted estar aquí y acudir a las elecciones”; le ha espetado, añandiendo que él mismo, Rufián, "es usted un representante de un gobierno golpista, y apoya a un gobierno que lanza bombas", en relación al PSOE y al contrato de venta de bombas a Arabia Saudí, con las que, supuestamente, se bombardea en la guerra de Yemen. 

Rufián le ha preguntado a Aznar por la profesión de su yerno, Alejandro Agag, lo que ha provocado una afirmación contundente del expresidente: "Es un empresario de mucho éxito, no sólo donde reside, en el Reino Unido, sino en todo el mundo".

El Padrino

Evocando imágenes de El Padrino, el diputado de Esquerra le ha pedido si dormía bien. "Duermo estupendamente", ha disparado Aznar.

Justo antes, el diputado socialista Rafael Simancas, ha insistido en responsabilizar a Aznar de la supuesta caja B del PP, insistiendo en que otros dirigentes del mismo partido admitieron cobros, en la misma comisión parlamentaria. Aznar, con Simancas y con Rufián, se ha mantenido en una misma posición: “No tengo que pedir perdón por nada, la presunción de inocencia no se puede ni se debe vulnerar”, ha remachado.

Presunción de inocencia

Aznar, que ha admitido que se lo está pasando “razonablemente bien”, en la comisión, ha aprovechado su intervención para entrar en diversas cuestiones de fondo sobre lo que ocurre en España, sobre el déficit de la Seguridad Social, sobre la política impositiva, y se ha centrado especialmente en el régimen de incompatibilidades de los políticos. “Es un sistema rígido, que podríamos estudiar cambiarlo, porque durante dos años se es incompatible con todo, cuando se deja la política”.

Tras las preguntas del diputado del grupo mixto, Oskar Mature, de Bildu, y de Mikel Legarda, del PNV, Aznar no ha precisado nada sobre su posible relación con la financiación irregular del PP, ni ha dado mayor importancia a la sentencia sobre el caso Gürtel, que deja al PP como partícipe a título lucrativo. Ha insistido en que él no tuvo relación.

Autonomía de la política

Lo que ha pretendido Aznar es hablar con carácter general, al entender que es “un error” determinar responsabilidades políticas a partir de sentencias judiciales, como también es un “error” las dimisiones sólo por ser investigados. “Eso es dejar la política en las cuestiones judiciales, y eso perjudica a un estado de derecho”, ha señalado. Sin embargo, el expresidente ha detallado que si los políticos dimiten de sus responsabilidades, que no se quejen cuando otros estamentos del estado puedan actuar.

“Todo el mundo, por el hecho de dedicarse a la política, tiene el peso de la culpabilidad, cuando se debería respetar la presunción de inocencia en casos que ni siquiera han sido llamados por la justicia”, ha clamado, con la idea de que en España se ha confundido todo, respetando la sentencia del caso Gürtel.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información