Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pere Aragonès, presidente autonómico, en una entrevista en TV3 tras ser nombrado / EP

Barcelona reclama al nuevo Govern una deuda histórica de 276 millones

El PSC arranca la demanda del pleno municipal a la Generalitat de Cataluña para que revierta los recortes en salud y cumpla en vivienda, residencias y barrios

3 min

Barcelona ha reclamado hoy al nuevo Govern de Pere Aragonès (ERC) una deuda histórica con la ciudad de 276 millones de euros. El PSC ha arrancado el apoyo del pleno municipal para exigir al Ejecutivo autonómico que revierta los recortes en salud y cumpla en vivienda, residencias y barrios en la Ciudad Condal. 

Ha expuesto la proposición Laia Bonet (PSC), teniente de alcalde de Agenda 2030, Transición Digital, Deporte y Coordinación Terrorial. Bonet ha hablado de "década pérdida" en el otro lado de la plaza Sant Jaume, donde se encuentra el Palau de la Generalitat. Bonet ha recordado que la Administración autonómica ha incumplido con Barcelona en cuestiones tan sangrantes como la reapertura de ambulatorios o el recorte de las listas de espera sanitarias.

Aprobada

La propuesta de los socialistas ha recabado el apoyo de los dos partidos de gobierno, el propio PSC y BComú, además del de CiudadanosBCN pel Canvi y PP. ERC y Junts, que retienen el nuevo Gobierno catalán, han votado en contra y se han abstenido, respectivamente. 

Fuerzas de gobierno y oposición han pedido así reducir la accesibilidad a los ambulatorios de Barcelona a menos de 48 horas, recortar las listas de espera quirúrgicas a menos de tres meses, abordar la atención psicológica y desplegar la Ley de salud bucodental. Han exigido reabrir los Centros de Atención Primaria (CAP) cerrados; que el Govern construya las 1.200 plazas de residencias pendientes y las 320 de centro de día, que el Ejecutivo regional se implique en la política de vivienda y que se dote de nuevo la Ley de Barrios. 

Cumbre bilateral el 18 de juni

La propuesta del PSC añade contenido a la reunión bilateral que mantendrán el nuevo Govern y el gobierno municipal de Barcelona el próximo 18 de junio. El cónclave significa retomar la comisión bilateral entre las dos administraciones, que no se reúne desde noviembre de 2019. 

El encuentro emana de la reunión que mantuvieron ayer el presidente catalán, Pere Aragonès (ERC), y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (BComú). Los dos cargos electos mostraron una sintonía que el anterior jefe del Ejecutivo, Quim Torra, no mostró con Colau, con quien chocó en varias cuestiones.