Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Daniel Osàcar, extesorero de CDC / EFE

La Audiencia rechaza suspender el encarcelamiento del extesorero de CDC

Daniel Osácar solicitó que no se ejecutara la pena de prisión a la que fue condenado por el caso Palau a la espera de que se tramitara su petición de indulto

2 min

La Audiencia de Barcelona ha rechazado suspender la ejecución de condena del extesorero de CDC, Daniel Osàcar, y ordena su ingreso en prisión. Osàcar, sentenciado a por el llamado 'caso Palau' a tres años y seis meses de cárcel, había pedido al tribunal que se resolviera primero su petición de indulto.

La Sección Décima mantiene la orden de ingreso voluntario de Osàcar en el plazo máximo del 25 de junio, es decir, hoy. La misma fecha fue fijada para Jordi Montull, que ingresó el lunes, y Félix Millet, a quien la Audiencia también denegó la suspensión del encarcelamiento. Los tres están considerados los 'cerebros' del expolio del Palau de la Música mediante el pago de comisiones para financiar ilegalmente Convergència.

 

 

Osàcar respondiendo a las preguntas de su abogado, Xavier Melero (marzo 2017) / EP

"No hay riesgo vital"

“Ningún informe médico médico acredita que las enfermedades de las que está aquejado un riesgo vital. El penado no está ingresado en ningún centro hospitalario, siendo que en su domicilio recibe el tratamiento médico y ambulatorio que precisan sus dolencias. Tampoco está ingresado en ningún geriátrico. No se precisa en consecuencia informe del médico forense”, afirma la Audiencia

En este sentido, “no existe base alguna para afirmar que la vida del penado pueda correr riesgo vital por su estancia en prisión, siendo cosa distinta que deba continuar con su tratamiento y revisiones médicas, y todo ello sin perjuicio de que cuantas veces precise asistencia médica deba dispensarse en prisión o ser trasladado de forma inmediata a un centro hospitalario si lo precisase”.

La remota concesión de un indulto parcial no implica necesariamente que la finalidad del indulto peticionado devenga ilusoria”, concluye.