La Audiencia de Barcelona ve exceso en la actuación policial del 1-O

Los jueces admiten que “era necesario el empleo de la fuerza” para entrar en un instituto de Sant Joan de Vilatorrada

Imagen de la actuación policial el 1-O en el instituto de Sant Joan de Vilatorrada / EFE
08.11.2018 16:42 h.
4 min

La Audiencia Provincial de Barcelona ha informado en una resolución que el dispositivo policial realizado por la Guardia Civil en el referéndum ilegal del 1-O​ en un instituto del municipio de Sant Joan de Vilatorrada fue "excesivo".

Aunque la decisión --en la que subrayan que es de carácter provisional-- no ha sido unánime, ya que de los tres jueces, dos son los que han firmado el auto de la sección quinta de la Audiencia. En cambio, la otra magistrada ha emitido un voto particular en el que critica que se valore la actuación policial por parte de sus compañeros.

Carácter provisional

La resolución admite que “era necesario el empleo de la fuerza” para entrar en el instituto, pero también apunta que no era “necesario golpear con porras y defensas de forma inopinada y sorpresiva” a las personas que bloqueaban de manera ilegal la entrada de la comitiva policial.

El auto mantiene que “se hubiera podido conseguir el mismo resultado, sacando a los congregados por la fuerza”, es más, la resolución precisa que durante la actuación policial, los agentes deberían haberse limitado a apartar a las personas que obstaculizaban el paso “agarrándolos y arrastrándolos”. 

Consecuencias judiciales

La resolución sugiere que la Guardia Civil debería “haber valorado que, para lograr su objetivo, era altamente probable lesionar” a las personas que estaban en el instituto. Los jueces valoran que impedir el referéndum ilegal del 1-O era el plan judicial pactado, pero que de producirse la votación “no hubiera tenido las consecuencias judiciales pretendidas por los organizadores”. 

“Nótese que en otros lugares de Cataluña no hubieron actuaciones policiales, las votaciones se realizaron, y se suministraron resultados, sin consecuencia jurídica alguna”, añaden los magistrados. Además, destacan al dispositivo como “un posible deterioro de la imagen de las instituciones”.

"Un exceso"

Finalmente, señala que la Guardia Civil se excedió en su actuación policial y fue la causa de “lesiones que seguramente no se hubieran producido de actuar de otra forma”. Aunque precisan que solo hubo “excesos policiales en algunos casos concretos”, en referencia al “uso de porras o defensas golpeando a ciudadanos también sin mediar agresión física previa, y sin finalidad aparente”.

En la resolución, los jueces no restan importancia al carácter ilegal del referéndum ni al objetivo de la Guardia Civil de impedirlo, aunque sí que determinan que no se actuó de forma “proporcional”.

Sillazo a un policía

Durante la actuación policial en el instituto de Sant Joan de Vilatorrada, un agente, después de romper la puerta de acceso, entró al interior del edificio, en ese momento, uno de los manifestantes le arrojó una silla, que provocó la caída del policía. El GRS tuvo que ser atendido en el centro hospitalario de Manresa.

El autor de la agresión es un hombre de 40 años y oriundo de la localidad catalana fue detenido días más tarde por el ataque al policía el día del referéndum ilegal.

¿Quiere hacer un comentario?