Menú Buscar
Independentistas violentos atacan el coche de Juan Carlos Girauta

Ataques y pintadas contra el coche de Juan Carlos Girauta

El diputado de Ciudadanos denuncia ante la Guardia Civil el ataque presuntamente recibido por radicales independentistas en su vehículo y asegura que "no le callarán"

3 min

La llamada revolución de las sonrisas muestra los dientes. Hace tiempo que se registran ataques contra aquellos que se oponen a la causa independentista. Este domingo el diputado de Ciudadanos Juan Carlos Girauta ha anunciado a través de las redes sociales el acto vandálico que presuntamente sectores radicales del independentismo han perpetrado contra su coche. 

"He denunciado ante la Guardia Civil un acto vandálico contra mi coche, ocurrido hoy en Barcelona. Tomad nota, cobardes: no nos callaréis jamás", ha explicado el dirigente de la formación naranja. 

De momento ninguna entidad ha reivindicado la agresión, pero todo apunta a que se trata de los habituales grupos independentistas del entorno de la CUP, como Arran --la rama juvenil de la formación-- y los Comités de Defensa de la República (CDR's). Precisamente este domingo los CDR's reivindicaban el ataque con pintura amarilla en la embajada española en Londres.

Ataque contra 'Crónica Global'

Arran es otro de los colectivos radicales que suma más ataques desde el inicio del proceso independentista. Uno de los más trascendentes fue contra la sede de Crónica Global el pasado enero, en el que rompieron a martillazos los cristales del inmueble. 

Asimismo, la sede del PSC en Viladecans fue la última en ser atacada. Otro partido que suma ataquest reiterados es Ciudadanos, en diversas de sus sedes como la de Hospitalet de Llobregat o la de Lleida. El comercio de la madre del líder nacional de la misma formación, Albert Rivera, también despertó en dos ocasiones con grafitis en el que los señalaban.

Además de estas acciones hechas por la noche y con clara intención de intimidar, en más de una ocasión se han difundido carteles contra la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, o el primer secretario de los socialistas, Miquel Iceta, o el exlíder de Catalunya Sí Que Es Pot, Lluís Rabell, en los que se los identificaba como "enemigos del pueblo".