Menú Buscar
Ataque vandálico a la sede del PSC en Barcelona / CG

Ataque vandálico contra la sede del PSC en Barcelona

Los independentistas arremeten por tercera vez en un año contra el cuartel general de los socialistas en la ciudad condal

30.10.2019 11:00 h.
3 min

Vandalismo independentista contra la sede del PSC en Barcelona. Los secesionistas han arremetido contra el cuartel general socialista en la ciudad condal. Lo han hecho por tercera vez en un año, esta vez armados con un espray rojo, con el que han pintado lemas prosecesión y contra el Gobierno.

Los radicales han dibujado banderas esteladas o independentistas en la oficina de la calle Pallars, escrito insultos contra el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y han invitado al PSC a "marcharse". También han embestido contra el 22@, el plan urbanístico de transformación del antiguo tejido industrial de Poblenou y que ha permitido ganar muchas sedes corporativas, empresas tecnológicas y hoteles. El miércoles por la mañana, los operarios se esmeraban en limpiar la nueva muestra de intimidación nacionalista, que coincide con el segundo día de huelga en las universidades catalanas, esta vez convocado por el SEPC, sindicato estudiantil afín a la CUP.

Tercer ataque

En el campo de las coacciones, el ataque independentista a la sede del PSC llega tras otras dos agresiones. Ocurrieron en enero y abril, cuando desconocidos arremetieron con pintura blanca contra tres oficinas socialistas en Poblenou, Sant Andreu y Nou Barris. Tras ello y en abril, radicales sin identificar pintaron la puerta de otra delegación de madrugada.

Fue incluso más grave el asedio a la sede del PSC de Terrassa (Barcelona), ocurrido esta semana. Un grupo de independentistas sitió el local de los socialistas en la localidad barcelonesa mientras los militantes se encontraban en el interior, insultándoles y amenazándoles. El partido ha denunciado que es cuarto ataque que sufren en apenas dos años.

Violencia y justificación

La muestra de coacciones independentistas contra un partido político constitucionalista llega después de más de dos semanas de protestas, algunas de ellas muy violentas. Los secesionistas abrieron el fuego contra la sentencia condenatoria del procés con el asedio al aeropuerto de Barcelona-El Prat. Tras ello, perpetraron cortes de carretera y de vías ferroviarias, manifestaciones sin comunicar, agresiones en la universidad y también se enfrentaron a la policía en la calle.

Todo ello ha sido justificado por la Assemblea Nacional Catalana (ANC), cuya presidenta, Elisenda Paluzie, argumentó que los disturbios "ayudan a visibilizar el conflicto" en Cataluña. Por estas palabras, Sociedad Civil Catalana (SCC) ha denunciado a la activista ante la Fiscalía por presuntos delitos de odio e incitación a la violencia.