Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Tres imágenes del ataque al despacho del concejal del PP de Sant Sadurní / TWITTER

Atacan el despacho de un concejal del PP en Barcelona

Independentistas vandalizan la oficina profesional de un edil popular en Sant Sadurní d'Anoia

3 min

Vuelve el acoso por motivos políticos. Independentistas radicales han atacado el despacho profesional del concejal del PP en Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona). Los vándalos han pintarrajeado la puerta de la oficina de único edil de los populares en este municipio barcelonés. 

Lo ha denunciado Isaac Martín, vicesecretario de organización del PP de Cataluña, alertando de que secesionistas han pintado grafitis en el acceso al despacho de abogacía de Carles Jiménez, único electo popular en Sant Sadurní. "Todo mi apoyo y condena absoluta a los ataques fascistas que solo buscan callar lo que defendemos. ¡Abrazo", ha tuiteado Martín. 

Fernández: "Queda camino hacia la libertad"

Alejandro Fernández, presidente del PP de Cataluña ha mostrado a su vez "todo nuestro apoyo, querido Carles Jiménez". Según el también diputado en el Parlamento catalán, "aún queda mucho camino por recorrer para que en Cataluña vivamos en verdadera libertad y convivencia. Lo recorreremos juntos". 

Además del apoyo del líder del partido en la región, el concejal que ha sufrido el acto de intimidación ha sido arropado por electos como Óscar Ramírez, portavoz del PP en Barcelona; Xavi Palau, portavoz del PP en Lleida o Marcos Sánchez, electo del PP en Esplugues (Barcelona). 

La mayoría de actos vandálicos, independentistas

Cabe recordar que según el trabajo Informe sobre violencia política en Cataluña 2020, que elabora Impulso Ciudadano, la mayoría de actos de intimidación política en Cataluña los perpetraron independentistas. La región vivió una media de 1,04 ataques en 2020, sumando un total de 380 a final del pasado año. 

De esta cifra, el 28,95% de actos de acoso fue por internet y redes sociales y el resto, hasta 270, de forma física en toda la autonomía. Globalmente, no obstante, la pandemia hizo caer el número de ataques de odio por política en la región. De 1.166 incidentes en 2019 se pasó a los citados 380 en 2020.