Menú Buscar
Una imagen de archivo de Las Ramblas el día después de los atentados del 17A / EFE

Una histórica asociación barcelonesa carga contra la gestión de La Rambla de Colau

'Amics de la Rambla' reclama el cumplimiento de las normas de la ordenanza de civismo, critica la falta de patrullas en la zona y el retraso del Plan Especial de Ordenación

4 min

A Ada Colau se le acumula la lista de reclamaciones y quejas de las asociaciones de la ciudad, sobre todo del distrito de Ciutat Vella. Este miércoles ha sido el turno de Amics de La Rambla, cuyo presidente, Fermín Villar, ha aprovechado la presentación de unas fiestas de las Ramblas para leerle la cartilla a la alcaldesa.

En concreto, Villar ha reclamado al Ayuntamiento de Barcelona que haga cumplir las normas de la ordenanza de civismo, ha lamentado la falta de patrullas en la zona y ha criticado el retraso del Plan Especial de Ordenación de La Rambla: "No está bien dejarlo todo en planes urbanísticos cuando el día a día es mucho más urgente", ha manifestado.

El incivismo también afecta a La Rambla

Durante la presentación de la 56 Festa del Roser, que tendrá lugar en La Rambla del 5 al 11 de octubre, Villar ha criticado el incivismo y el deterioro que sufre el paseo barcelonés, algo que ha atribuido al incumplimiento de las normas: "Si no se hacen cumplir las normas existentes, no valen la pena las reformas urbanísticas".

Cree que está muy bien hacer una reforma, sobre todo si se aplica en la línea en la que han estado trabajando con el Ayuntamiento de Barcelona, pero ha insistido en que el día a día se tiene que cuidar: "Se ha aplazado tanto que tenemos que presentarle un documento de urgencias mientras llega la reforma".

Aplicación de la normativa de civismo

"La normativa de civismo debe ser aplicada, el día a día está degenerando. Todo empieza en La Rambla", ha criticado Villar, y ha considerado que el distrito de Ciutat Vella está como La Rambla por la noche.

"Si ordenamos La Rambla, ordenaremos mucha parte de Ciutat Vella", ha proseguido, y ha defendido que la impunidad de la ocupación de la vía pública, como ocurre con la venta ilegal, empezó en La Rambla con las flores y ha acabado en ventas de todo tipo.

"Hay gente durmiendo en la calle. Luego, cuando caen en la droga, se financian en La Rambla para ir luego a los narcopisos", ha añadido Villar sobre la problemática de la droga que asola al distrito.

Empeoramiento de la situación

Ha lamentado que los que incumplen las normas se creen con todo el derecho a hacerlo, a diferencia de lo que pasaba hace 30 años: "Ayudémosles, pero no a costa de la ciudadanía".

"Hay una situación de urgencia" que afecta a todo el comercio y a la oferta de restauración porque, pese a que sigue habiendo una gran afluencia turística, se echa al turista respetuoso, en sus palabras.

Atentado 17-A 

Sobre el atentado del 17 de agosto de 2017, en el que murieron 13 personas, Villar ha valorado que la respuesta de los barceloneses "fue grandiosa", ya que la zona no quedó vacía en ningún momento, pero ha reconocido que el volumen de gente lo escondió aunque, a nivel individual, la gente que vivió el ataque aún lo está superando.

También ha pedido que el homenaje que se quiera hacer, como una placa conmemorativa, tiene que ser algo consensuado, ya que, en su opinión, el atentado no se debería asociar al mosaico de Joan Miró: "Es un mosaico de bienvenida, no tenemos que dar ventaja al terror".