Menú Buscar
El presidente del Parlament, Roger Torrent, en la clausura de las jornadas a favor de la igualdad y contra el machismo en las cámaras parlamentarias / PARLAMENT

Así utiliza el independentismo la lucha contra el machismo

El sesgo separatista de las jornadas parlamentarias sobre igualdad, pilotadas por dos activistas independentistas y con diputadas escocesas como invitadas de honor, incomodó a varias asistentes

22.09.2018 00:00 h.
4 min

El independentismo arrolla cualquier tipo de reunión, acto o grupo de trabajo que se celebra en el ámbito institucional. Ha ocurrido esta semana en el Parlament, donde se celebraron unas jornadas tituladas "Parlamentos con perspectiva de género para garantizar la igualdad efectiva de mujeres y hombres". Expertas internacionales participaron en estas sesiones, que duraron dos días y estuvieron pilotadas por dos activistas secesionistas y protagonizadas por diputadas escocesas. Las referencias a la expresidenta de la Cámara catalana Carme Forcadell (ERC), en prisión preventiva por el referéndum del 1-O, fueron constantes.

Una de las moderadoras de las sesiones fue Tània Verge, profesora agregada del Departamento de Ciencias Políticas y Sociales de la Universitat Pompeu Fabra (UOF) y coordinadora de la Gender-Focused Parliamentary Institutions Research Network (GenParlNet). “Nadie duda de sus cualidad académicas, pero la impronta que dejó en las jornadas fue muy nacionalista”, explica una diputada asistente. En efecto, Verge fue elegida para formar parte de la Sindicatura Electoral creada que debía velar por el buen funcionamiento del 1-O. Gracias a los acuerdos entre Junts pel Sí y la CUP, Verge estaba llamada a integrar ese organismo junto a otras cuatro personas, pero finalmente renunciaron cuando el Tribunal Constitucional les advirtió de que serían multados.

parlament igualdad

El auditorio del Parlament acogió las jornadas sobre igualdad

Junto a Vicky Moreno, maestra coeducadora, Verge participó hace tres años en un debate en el Ateneu Barcelonès titulado "Feminismo e independencia: el país que queremos las mujeres".

Durante las jornadas se hizo varias referencias a Carme Forcadell. Se destacó su “vocación feminista”, a pesar de que hasta ahora no se habían abordado los objetivos y la metodología de trabajo del Plan de Igualdad de género para el Parlament. Es precisamente a partir de estas sesiones cuando se ha establecido un compromiso para impulsarlo.

En las sesiones de trabajo participaron varias diputadas del Parlamento escocés. También acudieron como invitadas. Por ello, en algunos debates se puso de manifiesto la resistencia del Gobierno británico de dotar de más recursos a Escocia para luchar contra la igualdad. El paralelismo con España y Escocia era evidente. Y también, según algunas asistentes, “la doble victimización, la identitaria, pero también la femenina, pues en lugar de impulsar nuevas medidas, la queja fue permanente”.

Las alusiones del ICD al "gobierno legítimo"

Junto a Tània Verge pilotó el acto la presidenta del Institut Català de les Dones (ICD), Núria Balada, muy criticada por sectores del movimiento feminista, que la acusan de asistir a muchos actos institucionales en los que se luce el lazo amarillo, pero carece de un programa de acción. El sesgo independentista del acto oficial que el ICD organizó con motivo del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer —con alusiones al “gobierno legítimo”-- fue muy criticado. Desde 2010, el ICD ha cambiado de dirección tres veces. Balada, presidenta del PDeCAT en el barrio de Gràcia, está  blindada por su partido, pero tanto la CUP, que quería eliminar este organismo, como Junts per Catalunya y ERC cuestionan su gestión.