Menú Buscar
Los 'indepes' andaluces siguen emulando sin éxito a la ANC

Los independentistas andaluces solo 'pescan' en Cataluña

La Asamblea Nacional Andaluza encuentra entre los andaluces emigrados a la región catalana su mejor apoyo para pedir la secesión de Andalucía, emulando sin éxito a la ANC

7 min

La Asamblea Nacional Andaluza (ANA) ha encontrado en el nacionalismo catalán su mejor aliado para ganar visibilidad y exportar su causa secesionista a Andalucía. La apuesta, sin embargo, no ha sido tan exitosa como la de sus homólogos catalanes.

La ANA ha contado desde su génesis con el reconocimiento de la Asamblea Nacional Catalana así como el de algunas de las figuras más destacadas del independentismo catalán, como el exvicepresidente Oriol Junqueras o el miembro de Súmate y exdiputado de Junts pel Sí Eduardo Reyes, entre otros.

ANA

El vicepresidente de la ANA, Salvador García Urbano, en Plaza de Cataluña

Su objetivo ha sido apelar a emigrados andaluces y sus familiares residentes en Cataluña y que han abrazado el independentismo para hacer despegar su movimiento en la autonomía catalana, pero con la vista puesta en Andalucía.

Día de Andalucía

Con motivo del Día de Andalucía, de este 28 de febrero, la asociación liderada por Pedro Ignacio Altamirano ha hecho un llamamiento a "salir a la calle” y a formar una “Vía Andaluza” para celebrar la efeméride. Para mostrar músculo se unirán a las Marchas por la Dignidad en Sevilla donde también participan sectores afines a Podemos, Izquierda Unida y otros colectivos izquierdistas.

Los eventos de la ANA hasta la fecha han sido más bien discretos. Su estrategia para adquirir mayor notoriedad suele ser la de fundirse con otros actores y organizadores. Para su presentación oficial eligieron Barcelona y decidieron apoyar el referéndum catalán como reclamo para lograr una mayor presencia de público y la colaboración de otras asociaciones.

La entidad, que asegura tener más de “2.000 socios”, también intentó movilizar “entre 300.000 y 400.000 personas” el pasado 4 de diciembre, día elegido para “declarar la república virtual andaluza”. Esta convocatoria no tuvo el seguimiento esperado y todo se redujo a un acto simbólico en las redes que no se consolidó en las calles.

Divisiones y controversias

Como avanzó Crónica Global, tan solo un mes después de la presentación en suelo catalán empezaron las primeras divisiones en el seno de la entidad. Fuentes cercanas a  quienes colaboraron con la entidad explican a este medio que se desmarcaron ante la falta de “transparencia” de la Asamblea Nacional Andaluza.

altamirano crimea

Pedro Altamirano, presidente de la ANA, y su delegado en Crimea, Vladimir Bultanov, fueron recibidos por políticos de la República de Crimea

La profusión de contenidos virtuales en su web y redes sociales también contrasta con su escasa presencia en el espacio público. Su delegación más importante se encuentra en Crimea, donde un diputado prorruso del parlamento autonómico, Vladimir Boltunov, ejerce como delegado de la organización. El presidente de la entidad ha viajado al país en más de una ocasión. En septiembre protagonizó las Jornadas de cultura andaluza en Rusia que se desarrollaron en las ciudades de Yalta, Simferópol y Sebastopol. Fue recibido con todos los honores.

ANA Crimea

El presidente de la ANA, Pedro Ignacio Altamirano, en una recepción en Crimea

Asimismo, algunas de sus últimas campañas en las redes han ido dirigidas a buscar donaciones. Mediante la difusión de dos números de cuenta en dos entidades bancarias pedían a los socios y colaboradores contribuir a la financiación de la entidad. 

Movilizaciones virtuales

Otra de las controversias que suscitan las sospechas sobre su transparencia y buena praxis se produjo hace exactamente un mes. Desde el llamado “Gobierno virtual de la República Andaluza” decidieron nombrar como “republicano andaluz del mes” a Pedro Pacheco por su “trabajo por el nacionalismo andaluz y la dignidad demostrada”. Pacheco fue coordinador general del Partido Andaluz del Progreso (PAP) desde 1993 a 1996, vicepresidente del Partido Andalucista desde 1996 y actualmente milita en un partido llamado Plataforma Andaluza – Foro Ciudadano, que gira en torno a su figura.

El reconocimiento a su figura por parte de la ANA ha sorprendido porque siempre han querido desvincularse de los partidos políticos y de las prácticas ilegales. En su etapa política, Pacheco fue condenado hasta en cuatro ocasiones por casos de corrupción, prevaricación y malversación así como por el uso de facturas falsas. A este respecto, el presidente de la ANA, Pedro I. Altamirano, se limita a decir a Crónica Global que es “un reconocimiento por cómo se están cebando con él”.

Los esfuerzos para ganar influencia en Andalucía no acaban de dar resultado. De momento, es en Cataluña y mediante su apoyo explícito a los planes secesionistas del Gobierno cesado y de las entidades como la ANC y Ómnium Cultural que la ANA ha encontrado un cierto eco.