Arza (PPC): “Rajoy tenía que haber actuado antes contra el desafío independentista"

El dimisionario dirigente popular avisa de que el auge de Cs se puede hacer extensivo al resto de España y critica la política de pactos del Gobierno con un independentismo radicalizado

Juan Arza, que era secretario de Estudios del PPC, ha dimitido por los malos resultados del 21D / PPC
27.12.2017 00:00 h.
8 min

Juan Arza ha sido consecuente con sus críticas sobre la gestión del PP en Cataluña y ha presentado la dimisión como secretario de Estudios del partido. Fundador de Sociedad Civil Catalana, su cese supone un mazazo para una formación que en las elecciones del 21D ha pasado de 11 diputados a 4.

Asegura que la clave de la debacle electoral no está tanto en el perfil del presidente del partido, Xavier García Albiol, sino en la falta de una reafirmación ideológica. “Si el nuevo presidente del PPC es elegido a dedo desde Madrid, como siempre ha ocurrido, por bueno que sea, volveremos a tener el mismo problema”, avisa en una entrevista con Crónica Global.

-¿Esperaba unos resultados tan malos para el PP catalán?

-Nos temíamos un mal resultado, lo veíamos venir. Pero nadie esperaba unos resultados tan desastrosos. Creo que el motivo no solo es el contexto en que se han celebrado las elecciones. El Gobierno español y la dirección nacional del PP ponen el foco en el entorno, en el llamamiento al voto útil de Ciudadanos o a la toma de decisiones que provocan rechazo. Pero también hay factores internos.

Al PPC le ha faltado coraje para decirle a Rajoy lo que pasa en Cataluña

-¿Por ejemplo?

-Se ha criticado que los medios de comunicación estuvieran a favor de la candidata Inés Arrimadas, pero no se ha analizado si hemos hecho un buen discurso. Entiendo las estrategias a largo plazo, pero el Gobierno ha dado la espalda a la sociedad.

-¿En qué sentido?

-Yo estuve en el Comité Ejecutivo del PPC después de las elecciones. La mayoría de dirigentes tiraron balones fuera, asumieron posiciones a la defensiva. Y a nivel catalán, el organigrama que se pintó no ha funcionado. Hay cargos que no ejercen su cometido. Y no se aprovecha el talento de la militancia. Es necesario dar la vuelta a la situación y rápido.

-¿Cómo se puede mejorar ese mensaje?

-Debemos ser proactivos, no ir a la defensiva. Hace falta coraje. El PP catalán debe decirle a Rajoy lo que pasa aquí. Pretenden actuar en Cataluña sin tener en cuenta nuestra opinión, sin conocer el territorio.

-¿Cree que Rajoy debió actuar antes, que las medidas aplicadas llegaron tarde?

-Se tenía que haber actuado antes contra el desafío independentista. Está bien que el PP no haya cedido ante el procés, pero se tenían que haber propuesto más cosas.

-¿Se refiere a la aplicación del artículo 155 de la Constitución?

-Hay cantidad de detalles y cosas que se han dejado de hacer por desconocimiento del territorio. Por ejemplo, no se intervino TV3, que ha seguido haciendo locuras.

Rajoy volvió a la política de pactos y conllevancia cuando el independentismo ya se había radicalizado

-¿Se subestimó la fuerza independentista?

-Se ha minusvalorado el reto secesionista. Se había vuelto a la política de pactos y conllevancia cuando el independentismo ya se había radicalizado. Nos ha faltado coraje al PP catalán para dar nuestra opinión a Rajoy.

-¿Cree que ha influido el papel del cabeza de lista, Xavier García Albiol?

-Yo creo que no es el factor determinante. No tiene que ver con el fracaso electoral. Eso lo entienden la inmensa mayoría de mis compañeros. Albiol ha expresado opiniones contrarias a la tesis nacional, por ejemplo, que se debió aplicar un 155 más largo en el tiempo.

-Tras su dimisión como secretario de Estudios ¿cree que habrá otros ceses en la ejecutiva del PPC?

-Yo he querido dar un golpe para remover las conciencias ante la sensación de parálisis que hemos dado. No podemos aplazar la idea de que hemos captado el mensaje que nos ha dado la sociedad y que tenemos las pilas cargadas.

-Comienzan las quinielas y se habla de Alejandro Fernández y Dolors Montserrat como posibles sustitutos de Albiol.

-Son gente muy valiosa que lo haría muy bien. Pero más allá de debate personal, tenemos que replantear nuestras posiciones. Si el sustituto de Albiol es nombrado a dedo desde Madrid, como siempre ha ocurrido, por muy buena que sea esa persona, volveremos a tener el mismo problema. No es una cuestión de nombres. Y temo que caigamos otra vez en eso.

Si el nuevo presidente del PPC es elegido a dedo desde Madrid, como siempre ha ocurrido, por bueno que sea, volveremos a tener el mismo problema

-¿Cómo debe ser ese nuevo mensaje?

-Debemos reafirmarnos ideológicamente. El PP siempre había sido el único partido en Cataluña que defendía posiciones de centro-derecha, favorables a la libertad de empresa y la emprendeduría. También debemos defender el humanismo cristiano, que hemos olvidado a favor de un laicismo agresivo. Debemos apostar por un refuerzo organizativo. No quiero formar parte de una organización muerta, sino viva. Que contacte con la sociedad, con los empresarios, con los científicos, con todo tipo de profesionales… No quiero formar parte de un partido inmovilista que desprecia a la opinión pública catalana.

-El PP tenía una estructura territorial en Cataluña que no tenía Ciudadanos. Pero ha logrado penetrar en todo tipo de ámbitos…

-La militancia del PP ha ido envejeciendo y Cs ha logrado construir una estructura territorial que no tenía. Y eso puede ocurrir en el resto de España. Cs es débil en el sentido ideológico, es un partido de aluvión, está formado por muchos arribistas sin experiencia. Pero se ha consolidado debido a los errores del PP.

-¿Cree que el PP puede recuperar posiciones?

-La ventaja que teníamos se puede recuperar en Cataluña. En 2019 hay elecciones municipales, que son clave, y no podemos llegar a esos comicios con un partido que se tambalea. Hay que dejar atrás el miedo. La prudencia no es inmovilismo. La disciplina no es obediencia ciega.

¿Quiere hacer un comentario?