Menú Buscar
Elsa Artadi, portavoz de JxCat, en un acto electoral en el que recordaba a su jefe de lista, Carles Puigdemont / EFE

Artadi se presta para ser presidenta en una investidura el 14 de mayo

Elsa Artadi asegura que Puigdemont anunciará un nuevo nombre con la idea de iniciar ya la legislatura el próximo lunes

3 min

Tras la imposibilidad de investir a Carles Puigdemont, con la ley de presidencia recurrida por el Gobierno, --lo hará en las próximas horas en un consejo de ministros extraordinario—Junts per Catalunya ya tiene claro que el expresidente anunciará un nuevo nombre, y que la investidura será, como muy tarde, el próximo lunes, el 14 de mayo. En esa tesitura, Elsa Artadi ya ha dejado de descartarse, y se ha prestado al cargo: “estamos a disposición del presidente, yo también”.

Artadi, en las últimas horas, se había alejado de esa posibilidad, pero recobra todas las posibilidades, aunque nadie en el seno de Junts per Catalunya es capaz de dar por hecho quien sustituirá a Puigdemont. Esa decisión se deja de forma exclusiva en su persona, pese a los recelos de Esquerra Republicana y del propio PDeCAT, que querrían consensuar quién debe ser el próximo presidente o presidenta de la Generalitat.

Artadi o Morral

En cualquier caso, en esa recta final, --Puigdemont ha jugado con forzar unas nuevas elecciones, pero sabe que debe dar paso en el último instante a otra persona—figuran dos nombres, el de la propia Artadi y el de Antoni Morral, exalcalde de Cerdanyola, quien, por diversos motivos, ha enamorado a Puigdemont. Procede de la izquierda, de ICV, de sectores católicos, ha gestionado una ciudad importante, y se ha distanciado de ese mundo, al formar parte ahora de Junts per la República, la asociación política que han constituido los fieles del expresidente, entre ellos la misma Artadi.

La excoordinadora interdepartamental de la Generalitat, ha asegurado en una entrevista en Catalunya Ràdio que Puigdemont comparecerá antes de que acabe la semana para ofrecer el nombre de su sustituto o sustituta, no sin admitir que en el seno de Junts per Catalunya existe “una cierta inquietud y preocupación” por conocer qué reacciones habrá y especialmente las procedentes del juez Llarena y del Estado.

Otro camino

Esquerra Republicana y Junts per Catalunya han acordado la distribución de los departamentos y de las diferentes áreas.

Pese a ello, Artadi asegura que no está todo cerrado, y que tampoco se ha hablado de forma extensa sobre lo que debería hacer ese nuevo Ejecutivo. Pero sí mantiene que los republicanos avalarán el nombre que diga Puigdemont, y que, en todo caso, “se tiene claro que tras lo sucedido en septiembre y octubre se debe seguir otro camino”.