Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Elsa Artadi, en una imagen de archivo

Artadi (JxCat) comunica que no quiere estar en el nuevo Govern de Aragonès

El nombre de la dirigente se barajaba para tomar las riendas de Economía, y su desmarque supone un nuevo revés para el líder republicano horas antes de su investidura

5 min

Nuevo revés para Pere Aragonès (ERC) en la confección de su futuro Govern a escasas horas de su investidura como presidente de la Generalitat. La vicepresidenta de JxCat, Elsa Artadi, ha comunicado al secretario general de la formación posconvergente, Jordi Sànchez, que no desea estar en el nuevo Ejecutivo autonómico, después de que su nombre se haya barajado para tomar las riendas de Economía.

Según ha avanzado La Vanguardia, Artadi ha optado por no formar parte del próximo gobierno de la Generalitat encabezado por el republicano Pere Aragonès, y así se lo ha comunicado tanto a Sànchez y como al expresidente de la Generalitat fugado de la justicia, Carles Puigdemont.

Hasta ahora todo apuntaba a que Artadi, que además de diputada en el Parlament también es la líder de la formación posconvergente en el Ayuntamiento de Barcelona, volvería al Govern para ocupar la vicepresidencia de la Generalitat y la Consejería de Economía y Hacienda. Algo que le hubiera convertido en la principal figura de JxCat en el nuevo Ejecutivo.

Puigneró y Budó, posibles sustitutos

Fuentes de la formación posconvergente han asegurado a Europa Press que el actual conseller de Políticas Digitales, Jordi Puigneró, y la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, son dos de los nombres que se perfilan para ocupar la vicepresidencia que dejará vacante Artadi.

Estas fuentes también apuntan que otra de las personas que está ganando enteros para ese puesto es la portavoz de Junts en el Parlament, Gemma Geis, que en principio parecía estar cerca de quedarse con la cartera de Investigación y Universidades.

Férrea oposición a Colau

Artadi no tiene intención de postularse para ocupar ningún cargo en el Govern, porque prefiere continuar como líder de JxCat en el Ayuntamiento de Barcelona, donde ejerce una dura oposición a la alcaldesa Ada Colau, y seguir desempeñando también las funciones que tiene asignadas en la formación posconvergente.

Según fuentes de JxCat, no se trata de ningún veto a su nombre, sino de su voluntad de no asumir funciones en el seno del Ejecutivo catalán, pese a que por su perfil --trabajó en el departamento de Economía que lideraba Andreu Mas-Colell en el Govern de Artur Mas-- parecía llamada a hacerse cargo de una vicepresidencia económica y convertirse en la número dos del gobierno.

"Mi compromiso es Barcelona"

Poco después de trascender su renuncia al Govern, la propia Artadi la confirmó comunicando a los afiliados de JxCat que su "compromiso era y es con Barcelona", en cuyo ayuntamiento es jefa de grupo municipal.

En una carta dirigida a los militantes de JxCat, la dirigente posconvergente ha reprochado que en las últimas semanas se la haya situado como vicepresidenta de la Generalitat: "La cuestión no es que renuncie a ser miembro del nuevo Govern, sino que mantengo mi total compromiso con Barcelona, para hacer realidad el cambio a nuestra ciudad, y hacerlo con todos vosotros el 2023".

Ha explicado que esto es lo que ha hablado con el expresidente de la Generalitat y líder del partido, Carles Puigdemont, con la presidenta del Parlament, Laura Borràs, y con el secretario general de la formación, Jordi Sànchez, "hace justo un rato", y que lo quería transmitir a los afiliados personalmente este miércoles por la tarde antes de que se hiciera público en una entrevista que realizará por la noche en TV3.

Tensiones entre convergentes

Más que una respuesta directa al presidenciable republicano, la negativa de Artadi se dirige a su propia formación, ya que se ha sentido excluida de las negociaciones finales, monopolizadas por Jordi Sànchez en nombre de JxCat.

Artadi era partidaria de una posición más dura frente a ERC, incluso a costa de repetir las elecciones autonómicas.