Menú Buscar
Miles de asistentes a la concentración convocada por diversas entidades con motivo de la celebración de la Diada / EFE

Arranca la "mani" descentralizada de la Diada con menos asistentes y menos “estelades”

Expectación en Salt (Girona) donde, por primera vez, un presidente catalán se suma a una manifestación independentista

3 min

Camiseta preceptiva, tramos señalizados, autocares fletados, medidas de seguridad… La organización de la manifestación independentista, este año descentralizada, intenta no dejar nada a la improvisación. El despliegue mediático de la televisión catalana es, como cada año, extraordinario y las conexiones en directo, permanentes.

A las 17.14 horas –que corresponde a la fecha icónica del soberanismo catalán alusiva a la guerra de secesión—arrancan las concentraciones independentistas, pero los cinco puntos donde tienen lugar ya comienzan a llenarse, siendo Salt (Girona) donde este año se concentra el foco mediático, ya que Carles Puigdemont, el primer presidente catalán que acude a este acto de la Diada, ha decidido envolverse de la “estelada” en este municipio, donde se han acreditado para seguir el acto más de cien periodistas.

Entre el lleno y el medio gas

Los puntos de confluencia son el paseo de Sant Joan de Barcelona, el de la Pau de Berga (Barcelona), el de los Països Catalans de Salt (Girona), la Rambla Nova de Tarragona y la orilla del río Segre a su paso por Lleida.

Barcelona y Berga tienen todos sus tramos llenos, según los datos de la ANC, a diferencia de Salt, donde los inscritos oscilan entre la mitad y la plena ocupación, al igual que en Tarragona.

En Lleida, sin embargo, hay todavía tramos con baja ocupación registrada, pese a ser la primera ocasión en que una movilización de la ANC y Òmnium por la Diada tiene lugar en esta ciudad.

Pese a que el número de inscritos en esta ocasión es menor que en las manifestaciones de años anteriores, los presidentes de la ANC, Jordi Sànchez, y el de Òmnium, Jordi Cuixart, han recordado que siempre han acudido muchas personas sin registrarse antes. Sánchez ha admitido que este año no ha habido “plan renove” de banderas independentistas en los balcones, menos engalanados que otros años.