Menú Buscar
Arran, en La Pedrera de Barcelona / TWITTER

Arran asalta La Pedrera en Barcelona

Los cachorros de la CUP se cuelan en el monumento modernista situado en el Paseo de Gracia de Barcelona y despliegan una pancarta contra el "turismo masivo"

02.07.2019 11:14 h. Actualizado: 02.07.2019 11:18 h.
4 min

Arran ha asaltado hoy martes La Pedrera. Los cachorros de la CUP se han colado en la Casa Milà, monumento modernista obra de Antoni Gaudí situado en el Paseo de Gracia de Barcelona, y han desplegado una pancarta contra el "turismo masivo". Los radicales han comunicado la acción mediante un tuit en su perfil oficial en la red social de los 280 caracteres.

En un escueto mensaje en Twitter, los antisistema han señalado que "estamos ahora mismo en La Pedrera. El turismo masivo mata los barrios. !Parémoslo!". Los jóvenes han hecho caso omiso del nivel de protección del monumento, que figura en el registro de patrimonio con un nivel A o bien cultural de interés nacional. Es la máxima protección dentro del apartado de monumentos históricoartísticos de interés nacional. Al llegar al tejado, los independentistas han mostrado una gran pancarta contra el turismo. Se desconoce si se han encadenado, tal y como hicieron en junio de 2018 en la escalinata monumental del Parque Güell.

"Han entrando como visitantes"

Un portavoz de La Pedrera ha explicado a este medio que los cachorros de la CUP "tienen que haber entrado como visitantes" al monumento, pues "no hay otra manera de acceder al mismo que pagando una entrada". Tras ello, los jóvenes han colgado una pancarta en la azotea, que los servicios de seguridad del punto de interés turístico han retirado minutos después. La misma fuente ha agregado que no constaba que los radicales se hubieran encadenado, tal y como sí hicieron en el Parque Güell.

Por el momento, La Pedrera o Casa Milà no interpondrá denuncia contra los antisistema. Éstos, al parecer, no han causado daños en la terraza del monumento modernista, una de las partes más singulares del monumento, terminado en 1910 por el arquitecto Antoni Gaudí.

Impunidad

De nuevo, y como ocurriera ya en otras ocasiones, Arran se marchará impune contra un ataque contra el patrimonio. La campaña de los radicales contra el turismo, que alimentó la turismofobia y laminó la imagen de la ciudad condal como destino turístico, llegó a su punto culminante en 2017, cuando el grupo radical juvenil paró y atacó un autobús turístico en Barcelona. El mismo año, los independentistas protagonizaron una algarada en el Puerto de Palma de Mallorca. El juzgado de Instrucción número 32 de la capital catalana sobreseyó el primer caso al año siguiente.

En 2018 los antisistema siguieron campando a sus anchas en la segunda mayor ciudad española. Atacaron la sede del diario Crónica Global a martillazos; robaron bicicletas de alquiler a turistas y se jactaron de ello en las redes sociales y se cebaron con pisos turísticos. A finales del pasado año, Arran atacó con pintura amarilla la casa del juez instructor del sumario del procés, Pablo Llarena. En ninguno de los casos citados constan detenidos.