Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jóvenes independentistas de Arran, destrozando una señal fronteriza de Andorra / JOVENT ARRAN

Arran, condenada en Andorra por vandalizar señales

Deberán pagar 1.835 euros por serrar indicaciones de las fronteras del país con España y Francia

4 min

El Tribunal de Corts de Andorra ha condenado a Arran --organización independentista afín a la CUP-- a pagar 1.835 euros por los daños causados en diversos carteles situados en la frontera con España.

Según informa Diari D'Andorra, la justicia de dicho país ha decidido penar en rebeldía procesal al joven que aparece en un vídeo que el colectivo ultra publicó en sus redes sociales, imponiéndole una multa de 900 euros, y obligándole a pagar al Govern una indemnización de 935,91 euros.

Acción para reivindicar los "Países Catalanes"

El pasado mes de febrero, el joven acusado por los daños no se presentó al juicio. En aquella ocasión, Arran adujo que no reconoce la justicia ni la "legalidad andorranas", ni le otorga "ninguna legitimidad". "No responderemos ante una justicia que solo busca desmovilizar y ahogar la disidencia política con multas desorbitadas", se quejó la organización en un comunicado.

Los hechos ocurrieron en junio de 2017, cuando una veintena de jóvenes de Arran serraron las señales de las fronteras de Andorra, España y Francia como protesta contra los límites territoriales de estos tres Estados, y reivindicando con ello la unidad de lo que denominan los "Países Catalanes". El ataque se produjo en el punto fronterizo que limita Sant Julià de Lòria con Os de Civís.

Largo historial de violencia

Arran se ha caracterizado en los últimos años por la radicalidad de sus acciones no solo en Cataluña, sino también en países y comunidades autónomas vecinas. En el caso catalán ha reivindicado, por ejemplo, el asedio y la autoría de pintadas a las puertas de decenas de sedes de todos los partidos constitucionalistas --e incluso de algunos independentistas, como ERC, por considerarlos tibios--; ha vandalizado cientos de paredes de localidades de todo el territorio con mensajes radicales; e, incluso, ha pintarrajeado el acceso a casas particulares de dirigentes políticos y jueces --la última de ellas, por error, en un chalet de la Cerdanya cuyos autores creían que pertenecía al conseller de Territorio, Damià Calvet--. Y ha atacado a medios de comunicación como Crónica Globaldestrozando los cristales de su local a martillazos y con pintadas, así como al Diari de Girona, entre otros.

Arran, asimismo, ha aplaudido los disturbios en numerosas manifestaciones independentistas, como las protestas contra la sentencia del procés en Barcelona y otras ciudades catalanas o, más recientemente, contra el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél. En este último caso, incluso, en sus redes sociales amparó el ataque a un furgón de la Guardia Urbana que fue incendiado por un grupo de radicales. Algo que hizo tanto desde su perfil de Twitter como desde el de algunos de sus líderes, como Mar Ampurdanès, ahora en la CUP.

ampurdanes arran

Mar Ampurdanès y Arran, aplaudiendo el ataque a un furgón de la Guardia Urbana en Barcelona