Menú Buscar
La entrada a la Fiscalía Superior de Cataluña tras el ataque de Arran / TWITTER

Arran ataca la sede de la Fiscalía en Barcelona

Los 'cachorros' de la CUP acusan a la Consejería de Interior de ser "igual de culpables que la represión" y también lanzan pintura a la puerta de esta institución

01.02.2019 20:40 h.
4 min

Arran vuelve a atacar a las instituciones gubernamentales y judiciales. En esta ocasión han llenado las puertas de la Fiscalía Superior de Cataluña y de la Consejería de Interior de la Generalitat de pintura como protesta ante el procedimiento judicial que juzgará a los líderes independentistas del procés

La agrupación radical de izquierdas que funciona como las juventudes de la CUP señala a través de sus redes que estos ataques son consecuencia de lo que consideran un "juicio político" en contra del "derecho a la autodeterminación". Asimismo, llaman a la base a "alzarse" y a "señalar a los culpables" del juicio del 1-O y de la DUI de 2017.

Pintura, huevos y petardos

Los cachorros de la CUP han lanzado pintura de varios colores tanto a la sede de la Fiscalía como de la Consejería que encabeza Miquel Buch. A través del perfil genérico de Arran en Twitter, este grupo nacionalista catalán de extrema izquierda ha señalado que el conseller es "igual de culpable de la represión" que, según ellos, viven los independentistas. Así, piden de nuevo la dimisión de Buch como responsable de esta cartera. 

Pero la pintura no ha sido lo único que estos radicales han lanzado contra las sedes del Govern y de la Fiscalía. También han asediado las puertas de ambas instituciones con petardos y huevos, además de haber encendido vengalas durante este ataque violento

Junto a los CDR

Estos escraches se han producido después de que Arran llamara a concentrarse en las calles de 17 municipios catalanes (entre ellos, Barcelona) "en protesta contra el traslado" a Madrid de los independentistas en prisión preventiva, que se ha llevado a cabo durante el día de hoy. La Fiscalía Superior de Cataluña se encuentra en la calle Pau Claris 160, a escasos 300 metros de la sede de la Comisión Europea en la capital catalana, donde varios miembros de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) han ocupado el vestíbulo con el mismo objetivo que los jóvenes radicales. 

Ambas protestas se han unido en el Paseo de Gràcia, así como lo han hecho cientos de miembros de los autondenominados Comités de Defensa de la República (CDR), quienes habían convocado a sus fieles a una concentración a las 19.00 horas en la que amenazaban con ir desde Rambla Cataluña con Diagonal "y más allá". Tras encontrarse frente a la sede de la institución europea, parte del tumulto independentista ha continuado su curso y se han trasladado hasta la plaza Sant Jaume, lugar donde se encuentra el Palau de la Generalitat. También esta sede ha sido víctima del ataque de los independentistas, que han tirado huevos a la fachada, han gritado consignas independentistas y, de nuevo, han pedido la dimisión del consejero de Interior y también del presidente Torra.