Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ataque de Arran a la sede de Diari de Girona / @ArranGirones (TWITTER)

Arran ataca la sede de Diari de Girona

La organización independentista cubre de pintadas la entrada a la redacción

4 min

Nuevo ataque de Arran a los medios de comunicación catalanes. Esta vez, la víctima ha sido Diari de Girona, cuya sede ha cubierto con pintadas de "ni fascistas ni cómplices" en su puerta de entrada.

La asociación independentista ha alardeado de su acción en las redes sociales, donde apuntan contra uno de sus colaboradores, Salvador Sostres --cuyo nombre también figura en otra de sus pintadas--, después de que este publicara esta semana un artículo sobre la pena de muerte impuesta a Salvador Puig Antich durante el franquismo y al asesinato por parte de un grupo de ultraderechistas del joven valenciano Guillem Agulló en 1993, dos figuras muy queridas y reivindicadas por el independentismo.

El ataque a la sede de Diari de Girona ha sido condenado por el diputado de Cs Jean Castel, que en un comentario en sus redes sociales ha recordado, además, el asedio y lanzamiento de objetos a la periodista Mayka Navarro este viernes durante su cobertura de las protestas independentistas contra la visita del Rey a Barcelona. "Basta, porque la libertad de prensa debe ser sagrada", ha manifestado

Largo historial de ataques

También ha hecho oír su voz contra las pintadas Albert Soler, periodista de Diari de Girona criticado en los últimos años desde el independentismo y sus dirigentes por sus artículos irónicos y críticos sobre el procés. "No me sorprende que quienes van contra la libertad de prensa se llamen antifascistas, en Cataluña es normal. Tampoco me sorprende el silencio de la mayoría de políticos y colegios periodísticos. Lo que me sorprende es que estas pobres niñas se piensen que intimidan o que causan pudor", señala Soler en su perfil de Twitter.

Arran cuenta con un largo historial de ataques a sedes de partidos políticos constitucionalistas --entre ellos, decenas a Ciutadans, PSC y PP, e incluso alguna contra los independentistas de ERC-- y también contra otros medios de comunicación que consideran no afines a su causa. Fue el caso, por ejemplo de Crónica Global, cuya sede atacaron a martillazos y pintadas en 2018. Un acto vandálico que, sin embargo, contó con el amparo del diputado de la CUP Carles Riera, en una entrevista a RAC1.