Menú Buscar
Vídeo del ataque de Arran contra la discoteca Razzmatazz de Barcelona / TWITTTER

Arran ataca la emblemática sala Razzmatazz y otras discotecas de Cataluña

Las juventudes de la CUP también han atacado la sala Cocoa Mataró y otros bares nocturnos, así como sucursales de multinacionales del sector textil para protestar contra el Black Friday

26.11.2018 12:04 h.
5 min

La lista de enemigos de Arran aumenta cada semana. En esta ocasión, han atacado varias discotecas emblemáticas de Barcelona y Cataluña y multinacionales del sector téxtil. Este lunes han colgado un vídeo en el que señalan a bares de la calle Marina y la mítica discoteca Razzmatazz. La acción ha consistido en empapelar varios locales de ocio nocturno con carteles feministas con motivo del Día Internacional contra la violencia machista. "Si nos tocan a una, respondemos todas", afirman en un tuit. 

Los jóvenes radicales han ido más allá con la disctoteca Cocoa Mataró, contra la que tiraron huevos de pintura e hicieron pintadas en sus puertas la semana pasada. En un vídeo, Arran no esconde su acción, sino que trata de justificarla enmarcándola en la "autodefensa feminista". "Señalamos a Cocoa Mataró como cupables de agresiones sexuales. Cultura de la violación, protección de los agresores y expulsión de las que se defienden. Nosotros apostamos por la autodefensa feminista. De fiesta y siempre; si tocan a una, respondemos todas", afirman en el tuit. La discoteca Opera Garden, de Terrassa, también ha sido atacada por la sucursal de Arran en esta localidad.

Pintura contra H&M

Pero el ocio nocturno no ha sido el único blanco de los radicales independentistas. Las juventudes de la CUP han atacado esta semana una tienda de H&M para protestar contra el Black Friday. Han lanzado botes de pintura --tal y como hicieron en la casa del juez Pablo Llarena-- y han sellado sus puertas con silicona. En un tuit, aseguran que el Black Friday es consumismo masivo, precariedad laboral, jóvenes explotados". 

Estas acciones han inspirado a las juventudes de ERC, aunque han tenido menos suerte que Arran. Este domingo, cuatro militantes de las JERC realizaron pintadas por los alrededores de la discoteca Cocoa, pero los porteros las han pillado in fraganti y las han reducido hasta la llegada de los Mossos d'Esquadra. Las juventudes de ERC han denunciado a través de un comunicado que los porteros agredieron a las jóvenes, "tirándolas al suelo y arrastrándolas por el brazo". En el texto, condenan los hechos, que según ellos, "han ocurrido en la vía pública y no dentro del recinto de ningún establecimiento privado y que, por tanto, evidencian la impunidad que tienen los porteros de discoteca". 

Ataques anteriores

Con estas acciones, los radicales de Arran cierran uno de sus meses más violentos desde su fundación. A mediados de noviembre, atacaron la casa del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, y pocos días después, arremetieron contra una comisaría de la Policía Nacional en Terrassa. De hecho, el inicio de 2018 hacía presagiar el nivel de violencia que ejercería la kale borroka catalana. Los cachorros de la CUP iniciaron el ejercicio atacando a base de martillazos y pintadas la sede de la redacción de Crónica Global.