Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josep Maria Argimon, 'conseller' de Salud / EUROPA PRESS

Argimon admite que "no esperaba" una quinta ola así y pide ahora "solidaridad" a la ciudadanía

El 'conseller' de Salud de la Generalitat sostiene que el toque de queda "no está en nuestras manos" y que no le gusta porque "restringe derechos", aunque "todas las posibilidades están sobre la mesa"

5 min

El conseller de Salud de la Generalitat de Cataluña, Josep Maria Argimon, apela ahora a la "solidaridad" de la ciudadanía para intentar frenar la explosión de contagios de coronavirus tras la relajación de las medidas restrictivas en la autonomía y en el país en semanas anteriores. Ya en plena quinta ola, y con la variante delta en plena expansión, el dirigente del Govern reclama a la ciudadanía que siga las recomendaciones sanitarias pertinentes “por nosotros, pero también por todos los demás”.

Según Argimon, Cataluña está viviendo en estos momentos una quinta ola con una “explosión” de nuevos contagios de Covid, especialmente entre los colectivos de la población más jóvenes y sin vacunar.

Respetar las medidas de prevención

El conseller, que ha visitado este viernes La Seu d'Urgell, ha hecho un llamamiento este viernes a las personas que no estén vacunadas o que tengan solo una dosis y más de 40 años para que acudan a vacunarse “por el bien de todos”, ya que “se ha visto en las personas más mayores que la vacuna funciona”.

“Mejorar la situación está en nuestras manos, la solución está en nosotros. No estamos diciendo que no haya interacción social, pero tenemos que respetar las medidas de prevención que todos conocemos”, ha señalado Argimon.

Asimismo, el conseller ha insistido en la necesidad de que tanto las personas positivas en Covid como sus contactos estrechos lleven a cabo un aislamiento “estricto” de 10 días.

"El toque de queda no está en nuestras manos"

Preguntado por la posibilidad de implantar de nuevo el toque de queda, ha declarado: “No está en nuestras manos y personalmente no me gustaría porque es una restricción de derechos fundamentales”.

Sin embargo, el conseller ha advertido de que “todas las posibilidades están sobre la mesa” y que, en el caso de sea “estrictamente necesario”, se podría llegar a pedir al Gobierno que se vuelva a aplicar el toque de queda.

“Sobre la mesa siempre se ponen todas las posibles actuaciones, pero hay que ir viendo día a día, ya que se trata de una pandemia difícil de prever y con una quinta ola que nos coge en una situación que no esperábamos”, admite.

Conciertos masivos en Cataluña

También se ha mostrado expectante ante la celebración de grandes acontecimientos, como los conciertos masivos en Cataluña --este mismo fin de semana se celebra el Cruïlla y la pasada, el Canet Rock y el Vida Festival, todos ellos con tests de antígenos previos--, aunque Argimon ha asegurado que “esta explosión de casos no es por un concierto, sino por la interacción que tenemos en el día a día sin tomar medidas de protección necesarias”.

Tampoco se ha mostrado partidario de realizar cribados masivos a jóvenes en ciudades como Lleida, ya que “nos faltarían manos y ahora están ocupadas con la vacunación”.

Sí que ha ofrecido la posibilidad de hacer cribados “más selectivos” en colectivos o sectores que así lo precisen según la situación.

Colaboración con Andorra

Argimon se ha reunido este viernes con el alcalde de la Seu d’Urgell, Jordi Fàbrega, y el ministro de Salud del Gobierno de Andorra, Joan Martinez, con el fin de empezar a redactar un convenio de colaboración con el principado.