Menú Buscar
Manifestantes con banderas independentistas siguen un debate mediante una pantalla gigante / EFE

El último ardid independentista para colar la autodeterminación

La propuesta conjunta de Junts, ERC y CUP llegará al Pleno recortada por el TC, pero los partidos pueden negociar enmiendas para recuperar su espíritu inicial en un próximo Pleno del Parlament

3 min

La respuesta unitaria de Junts per Catalunya, ERC y la CUP a la sentencia del Tribunal Supremo sobre el procés parecía haber quedado en el olvido. Se trata de una propuesta de resolución (PR) en la que se reivindicaba el derecho a debatir el derecho a la autodeterminación y que el Tribunal Constitucional (TC) había suspendido en lo que respecta a su párrafo más polémico. Sin embargo, los partidos independentistas estudian ahora restituir esa proclama mediante enmiendas para ser aprobada en el Pleno del Parlament previsto para los días 26 y 27 de noviembre.

Así lo han explicado fuentes de la Mesa de la Cámara catalana, que han precisado que no sería necesario que esas enmiendas fueran tramitadas por este órgano de gestión.

Monarquía y soberanía

La iniciativa --que se puede leer en este enlace-- consta de quince artículos en los que, tras condenar la sentencia del Tribunal Supremo sobre el referéndum del 1-O, reivindica el carácter pacífico del independentismo. En el punto 11, reclamaba "el derecho de los diputados y diputadas a poder debatir sobre todos los asuntos que interesan a la ciudadanía, incluidos el derecho a la autodeterminación, la monarquía o la soberanía".

La PR fue recurrida por el Gobierno español ante el TC, que suspendió esa parte del artículo 11 y advirtió al presidente del Parlament, Roger Torrent (ERC), y los miembros de la Mesa de las consecuencias penales de tramitar iniciativas contrarias a la doctrina del Alto Tribunal. Esta orden provocó una discusión en la Mesa, con mayoría independentista y que reivindicó su potestad para decidir si se suspendía o no ese párrafo. Por el contrario, el letrado mayor, Joan Ridao, decidió que la PR fuera publicada en el Boletín Oficial del Parlament sin ese párrafo impugnado.

La propuesta está todavía en fase de enmiendas, por lo que las formaciones secesionistas podrían transaccionar un nuevo texto que recuperara su espíritu inicial.