Menú Buscar
Censura en España sobre el arte político

Arco retira la obra que definía como “presos políticos” a Junqueras y ‘los Jordis’

La serie de fotografías pixeladas de Santiago Sierra también incluye los jóvenes detenidos por la agresión a la Guardia Civil en Alsasua

21.02.2018 12:04 h.
6 min

La obra “Presos políticos en la España contemporánea” no ha durado ni un día en Arco, la Feria Internacional de Arte Contemporáneo de Madrid. La organización ha decidido retirar la serie de 24 fotografías de Santiago Sierra, en la que aparecían bajo la denominación de “presos políticos” imágenes de Oriol Junqueras, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, en cárcel preventiva por su imputación en la causa sobre el procés.

En las instantáneas, todas ellas pixeladas pero con un texto que identificaba el protagonista de cada una de ellas, también aparecen los jóvenes detenidos por la agresión a dos agentes de la Guardia Civil en Alsasua (Navarra), simpatizantes del movimiento 15M y los titiriteros detenidos en Madrid por una obra en la que presuntamente enaltecían a ETA.  

El exconcejal de Podemos de Jaén Andrés Bódalos, detenido en una protesta del sindicato SAT, del que formaba parte, es otro de los que aparecía en la obra. Completan la serie miembros del diario vasco Egin, los acusados de explosionar una bomba en la Basílica del Pilar de Zaragoza y los detenidos en el desalojo del Palau Alòs en 2006 documentado en el documental Ciutat Morta

Vendida por 80.000 euros

"Desde el máximo respeto a la libertad de expresión, entiende que la polémica que ha provocado en los medios de comunicación la exhibición de estas piezas está perjudicando la visibilidad del conjunto de los contenidos que reúne ARCOmadrid 2018", indica Ifema, la feria de Madrid, a través de un comunicado. La institución añade que "es su responsabilidad, como organizadora, tratar de alejar de su desarrollo los discursos que desvíen la atención del conjunto de la feria", así como "configurar una feria comercial de alcance internacional, con un objetivo de fomento del coleccionismo, primando garantizar el retorno de la inversión y esfuerzo que hacen las galerías participantes".  

Las fotografías de todos ellos, así como las del exvicepresidente de la Generalitat y los exlíderes de la ANC y Òmnium Cultural ya han sido retiradas de la exposición. A las 10.00 horas ya se habían descolgado las fotografías y un operario pintaba de blanco la pared en la que se encontraban para tapar las marcas de la obra.

Las descripciones

Cada imagen lleva un número, en vez del nombre de su protagonista. Sobre Oriol Junqueras, la descripción de la fotografía dice que el arresto se produce "tras los acontecimientos en torno al referéndum" de independencia y la "decisión de aplicar el artículo 155 de la Constitución Española". "La Audiencia Nacional condenó a prisión incondicional y sin fianza al exvicepresidente catalán junto a ocho exconsejeros de la Generalitat. Solo uno de ellos pudo eludir la condena con una fianza de 50.000 euros. Ingresaron en las cárceles de Estremera y Alcalá Meco".

En cuanto a los Jordis, el texto que acompaña a sus instantáneas habla de "miembros activos en la convocatoria de las concentraciones por la votación del referéndum de independencia". "Acusados por supuesto delito de sedición pública con riesgo de reiteración delictiva y destrucción de pruebas, se les condena a prisión incondicional y sin fianza". Arco ha abierto este miércoles sus puertas para la edición de 2018. La obra, con un precio de 80.000 euros, ya había sido vendida.

"Clima de persecución"

El artista madrileño Santiago Sierra, autor de la polémica obra, ha asegurado que su retirada "daña la imagen" de Arco. Sierra denuncia un "clima de persecución de los trabajadores culturales" y califica de "censura" la retirada de "Presos políticos de la España contemporánea". 

Por su parte, el Gobierno ha salido al paso y ha asegurado que "en España no hay presos políticos". Lo ha dicho la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, que ha añadido que en España existe un "Código Penal, las conductas delictivas están perfectamente definidas; hay un sistema jurídico con todas las garantías para los ciudadanos, y un sistema judicial independiente".