Menú Buscar
Imagen de un pleno del Consejo Comarcal del Barcelonès (CCB) / Horitzontal

La fiscalía archiva la investigación de un cargo de confianza del Consejo Comarcal del Barcelonès

El ministerio público no ve malversación ni prevaricación en el nombramiento de Joan Canyameres, adjunto a gerencia ligado a CDC

3 min

La fiscalía ha archivado la investigación por el nombramiento del adjunto a gerencia del Consejo Comarcal del Barcelonès (CCB). El ministerio público ha rechazado que 18 consellers comarcales y la secretaria accidental del organismo cometieran prevaricación y malversación de fondos públicos al nombrar a Joan Canyameres (CDC).

Según un auto al que ha tenido acceso Crónica Global, el fiscal considera que el nombramiento del cargo de confianza en octubre de 2015 no muestra "una voluntad del CCB de actuar arbitrariamente y al margen del ordenamiento jurídico".

La Fiscalía Provincial, además de descartar la existencia de intención delictiva, constata que "ni el presidente ni los consejeros del Consejo tuvieron cabal conocimiento de que su actuación pudiera vulnerar en modo alguno el ordenamiento legal".

Governació ya lo avaló

Como avanzó Crónica Global, la renovación del cargo de Canyameres, que percibía un sueldo de cerca de 56.000 euros anuales, fue avalado por partida doble por la Consejería de Gobernación.

El departamento que comanda Meritxell Borràs emitió dos informes favorables tras las elecciones de 2015 y a petición del Consejo Comarcal del Maresme, respectivamente. Los textos tenían como objetivo dilucidar si el cargo a dedo contravenía la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local.

Pese al doble sí de Governació, el secretario del Consejo, Miquel Colom, llevó el punto del acuerdo de pleno a la fiscalía. Cabe recordar que en aquel momento Colom se encontraba suspendido de sus funciones por falta muy grave.

Espaldarazo

A nivel judicial, el auto de archivo supone un espaldarazo para la gestión de Francesc Josep Belver (PSC), presidente del Consell Comarcal, un ente que acordó su disolución en marzo.

No obstante, Belver y sus predecesores, Joan Carles Mas Bassa (2003-11) y Jesús Canga (2011-15), se enfrentarán a otros procedimientos que peinarán sus mandatos.

La Sindicatura de Cuentas trasladó también a la fiscalía las decisiones tomadas en la Marina de Badalona y la Fundación Pisos de Lloguer, además de diversos acuerdos en contratación y remuneraciones.

Pocas competencias

Cabe recordar que el Consejo Comarcal del Barcelonès (CCB) lo forman concejales de cinco ayuntamientos: Barcelona, L’Hospitalet de Llobregat, Badalona, Sant Adrià de Besòs y Santa Coloma de Gramenet.

El PP había pedido su liquidación por sus escasas competencias. ERC se sumó a la demanda el pasado marzo, y la decisión --que insta al Parlament a liquidarlo-- fue aprobada por el Pleno del ente ese mismo mes.