Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El vicepresidente y dirigente de ERC Pere Aragonès, en el Parlament

Aragonès condena la violencia, pero la enmarca en la “baja calidad democrática” española

“Que las ramas de los artefactos incendiarios no nos impidan ver el bosque del malestar social”, ha dicho el vicepresidente catalán, que ha comparecido en el Parlament

4 min

El vicepresidente y dirigente de ERC, Pere Aragonès, ha condenado en el Parlament con contundencia la violencia generada en las calles en las protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél y ha expresado su apoyo a los Mossos y a los comercios. Si embargo, ha enmarcado las protestas en el malestar social y la “baja calidad democrática” del Estado español por encarcelar a artistas.

“Que las ramas de los artefactos incendiarios no nos impidan ver el bosque del malestar social”, ha dicho. Aragonès ha comparecido para informar de los altercados en las protestas por el encarcelamiento de Pablo Hásel, a petición del PSC. La portavoz del grupo socialista, Eva Granados, ha recordado que la solicitud era necesaria, para dar explicaciones, apoyar a los Mossos y al tejido asociativo.

Amnistía  y autodeterminación

El vicepresidente ha arrancado con la solidaridad del Govern con la Mesa del Parlament, a raíz de la querella de la Fiscalía, por desobediencia. “A golpe de querella no se para la voluntad popular. Los confictos políticos se resuelven políticamente, democráticamente”, ha declarado. Por ello, ha insistido en pedir la amnistía y la autodeterminación.

El Govern, ha dicho para entrar en materia, “condena todo tipo de violencia, nunca es el camino, solo empeora los conflictos. La violencia nunca puede ser aceptada en una sociedad avanzada como Cataluña. Condenamos sin paliativos los actos violentos que no tienen nada que ver con la libertad de protesta y de expresión. Condenamos la violencia contra comercios, agentes policiales y la ciudadanía”. Ha mencionado expresamente su apoyo a los Mossos d’Esquadra, que “cuentan y contarán con el apoyo del Govern, como no puede ser de otra manera. Hemos estado en contacto permanente con el consejero de Interior, mandos y administraciones locales”.

Problemas que vienen de lejos

Pero “si nos quedáramos aquí, no haríamos nuestra labor. Se debe abordar la raíz de los problemas que vienen de lejos. Sería dejar en manos de los mossos un conflicto social y político”. Ha recordado que el origen de las protestas es el encarcelamiento de un cantante por la letra de las canciones, algo que no podemos entender, no puede justificar un encarcelamiento. Y lamentablemente, no es una excepción, tenemos el caso de Valtonyc exiliado en Bélgica. Tenemos un Código Penal claramente superado por el avance democrático”.

Aragonès ha enmarcado estos hechos en la “baja calidad democrática de España. El Estado español no es la mejor democracia, ni mucho menos. El delito de injurias a la corona actúa como freno a críticas, que se pueden compartir, pero son legítimas. Asistimos a una regresión durante el Gobierno de Rajoy, como la ley mordaza, que el PSOE se comprometió a retirar y no ha hecho, lo que permite actuaciones arbitrarias de jueces conservadores”. Ha pedido, en este sentido, derogar todos los delitos que limitan la libertad de expresión.

Pandemia y paro juvenil

También ha justificado las protestas en el malestar social que genera la pandemia y el paro juvenil. “Hay una generación con graves problemas de emancipación y de buscarse la vida. Son problemas que no son nuevos”, ha indicado.

Respecto a la actuación policial, ha dicho que no se puede criminalizar a todo un cuerpo policial. “Debemos estar abiertos al debate del modelo policial, como hizo este Parlament durante los años 2013, 2014 y 2015. Pero debemos protegerlo de la batalla de mirada corta.