Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El delegado del Govern en Italia, Luca Bellizi; la consejera de Acción Exterior, Victòria Alsina; el vicepresidente del Govern, Jordi Puigneró; el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès y el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont / EUROPA P

Aragonès se reúne con Puigdemont y enmudece sobre la mesa de diálogo

El presidente catalán ha viajado hasta el Alguer donde ha pedido de nuevo la suspensión de las euroórdenes dictadas por la Justicia española para los fugados

3 min

Pere Aragonès se ha reunido con Carles Puigdemont en el Alguer (Italia), donde ha mantenido su agenda tras quedar en libertad. El presidente catalán ha expresado su apoyo al fugado y no ha querido valorar si el proceso de extradición del dirigente independentista, que permanece en suspenso a la espera de lo que resuelva la Justicia italiana, afecta a la mesa de diálogo.

Aragonès ha comparecido junto al vicepresidente del Govern, Jordi Puigneró, compañero de partido de Junts per Catalunya, muy crítico días atrás con el futuro de las negociaciones con el Gobierno español.

Puigdemont y Aragonès se han reunido en la delegación del Govern en el Alguer tras la puesta en libertad sin medidas cautelares del fugado, quien fue detenido el pasado jueves. Tras pasar una noche en la prisión, quedó libre a la espera de comparecer el 4 de octubre ante la Justicia italiana. Será entonces cuando se decida sobre su extradición. Puigdemont puede declarar de forma telemática desde Bélgica.

"La represión sigue"

Aragonès ha expresado su apoyo a Puigdemont y ha agradecido al Alguer su "hospitalidad y solidaridad". Ha denunciado que "la represión sigue, más en serio que nunca", por lo que ha insistido en que la vía en la amnistía y la autodeterminación. "La libertad de Puigdemont no es completa, exigimos la retirada todas las ordenes de detención", ha dicho.

Puigneró, en la misma línea que el president, también ha agradecido el apoyo de los vecinos del Alguer y ha subrayado que "de los seis países fundadores de la UE, Bélgica, Alemania e Italia han dictaminado que Puigdemont y el movimiento independentista no han cometido nungun delito. Europa no se puede permitir que haya un Estado contrario a los principios europeos. España debe tomar buena nota"

Preguntado sobre cómo afecta la detención de Puigdemont a la mesa de diálogo, Aragonès, no se ha pronunciado. Solo ha insistido en que la autodeterminación y la amnistía es "el necesario camino político. Es lo que nos une, es la lección".

El vicepresidente también ha sido prudente, pues comparecía al lado de Aragonès, y se ha remitido a la comparecencia que todo el Govern hizo el viernes en una comparecencia conjunta.