Menú Buscar
El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, en una conferencia online / EP

Aragonès se desmarca de JxCat y apuesta por aprobar los presupuestos cuánto antes

El vicepresidente del Govern señala a los posconvergentes que “no podemos esperar seis meses a tener previsiones"

4 min

ERC se vuelve a desmarcar de las propuestas de JxCat en el Govern e insiste en tener los presupuestos cuánto antes mejor para hacer frente al coronavirus. El vicepresidente catalán, Pere Aragonès, ha defendido este miércoles en Catalunya Ràdio, que las cuentas deben aprobarse la semana que viene tal y como estaba previsto. “Necesitamos medidas de shock y tener todos los instrumentos ya”, afirma.

Una posición muy distinta a la que defendió este martes la portavoz del Govern, Meritxell Budó, que apostaba por posponer la aprobación de los presupuestos para ver si se debían adaptar a la crisis provocada por el Covid-19. Una medida que supondría también retrasar la convocatoria de elecciones en Cataluña, ya que el presidente catalán, Quim Torra, no tiene previsto anunciar la fecha hasta que se aprueben las cuentas.

Sin demoras

Aragonès recuerda que los presupuestos suelen hacerse con un margen de previsiones de seis meses y aún se desconoce qué impacto futuro tendrá el coronavirus en la economía. “No podemos esperar seis meses a tener previsiones”, sentencia.

El republicano entiende que es mejor aprobar unas cuentas que elevan 3.000 millones de euros el techo de gasto que hacer frente a la crisis del Covid-19 con los presupuestos de 2017. “No podemos estar con ellos seis meses más”, insiste

Ayudas al alquiler

Sobre las críticas de Torra a las medidas aprobadas por el Gobierno, ERC tiene un tono más moderado, y reconoce que “son un paso, pero no son suficientes para contener” lo que puede llegar. En este sentido, aplaude las ayudas al pago de hipotecas, pero “hay una vulnerabilidad especial en el ámbito del alquiler” y “es necesario incluirlo en el plan de choque", alerta. Asegura que desde hace medio año hay más desahucios por no poder hacer frente a los alquileres que por el pago de hipotecas. Aun así, no ha concretado qué medidas serían necesarias en este sentido.

Para los autónomos, el Gobierno ha anunciado una línea de 2.000 euros para aquellos que vean reducida su actividad, pero la Generalitat quiere ampliarla. Aragonès llama a todos ser prudentes y a intentar pagar las nóminas y si es necesario luego acudir a los ERTEs, “la Generalitat se hará cargo del 75% del riesgo”, asegura.

Deuda pública

"La Generalitat se tendrá que endeudar, pero también el Estado”, advierte y pide “inyectar liquidez para mantener las cadenas de pago”. También reclama al Banco Central Europeo que active las políticas económicas, porque “es necesario el endeudamiento público”. “Nos encontramos en una situación excepcional y es necesario contar con el el compromiso del Banco Central Europeo”, ante lo que llama un “cierre casi total de la economía”, pero defiende que también será necesaria la colaboración del sector privado.

Sobre la propuesta realizada por el exconsejero de Economía, Andreu Mas-Colell, de que los trabajadores renuncian a siete días de sus vacaciones, Aragonès no se ha mostrado contrario del todo, y ha recordado que en Dinamarca se ha pactado que sean cinco. Aun así, subraya que es necesario hablar con patronal y sindicatos para ver si se podría llevar a cabo.